La botella de vino más antigua se puede tomar: ¿cuántos años tiene?

Encontrada en la tumba de un aristócrata romano, esta cápsula del tiempo permaneció intacta desde su descubrimiento en 1867.

En la mayoría de los casos, el valor de una botella de vino aumenta con el paso de los años. Sin embargo, existen casos excepcionales en los que el valor puede alcanzar niveles extraordinarios, como en el caso de la botella de vino más antigua del mundo.

Aunque el líquido dentro de esta botella puede tener colores desagradables, los expertos han confirmado que probablemente no represente un peligro para el consumo humano.

Dónde se encontró la botella de vino más antigua del mundo

vino
La botella de vino más antigua del mundo: cuántos años tiene.

La botella de vino más antigua del mundo: cuántos años tiene.

El hallazgo de la botella, inicialmente denominada "Speyer", tuvo lugar junto a los restos de un noble del Imperio romano, enterrado en una tumba en tierras alemanas. Esta tumba también albergaba otros diez vasos, junto con un segundo sarcófago que contenía los restos de una mujer y seis botellas de vidrio.

Entre todos los recipientes, solo uno conservaba líquido, que se determinó mediante un estudio detallado como vino con una antigüedad de aproximadamente 1.700 años. Por esta razón, tras su descubrimiento, fue bautizada como "Speyer", en honor a la ciudad cercana del mismo nombre en Alemania.

Por qué se puede tomar el vino más antiguo del mundo y cuáles son sus características

Desde su descubrimiento hace 157 años, se ha considerado la posibilidad de abrir la botella de vino más antigua del mundo para examinar su contenido en detalle. Sin embargo, en 2018 se determinó que la botella debía permanecer cerrada, principalmente porque no se podía predecir cómo reaccionaría el vino al entrar en contacto con el aire.

A pesar de esto, surge la pregunta: ¿sería peligroso consumir el vino si alguna vez se abriera la botella? Sorprendentemente, la respuesta es que no.

Aunque el vino perdió gran parte de su contenido en etanol, su conservación se atribuye a la capa de aceite de oliva densa que se utilizó para sellar la botella y proteger el vino del aire.

Ante el excelente estado de conservación del vino, considerando su antigüedad, la profesora de enología Monika Christmann de la Universidad Hochschule de Geisenheim determinó que no habría riesgo en consumirlo.

DEJA TU COMENTARIO: