El desgarrador relato de un marroquinero que se quedó sin clientes por la caída de las ventas: "Estamos muy tristes"

"El lunes no tenemos trabajo. Es la primera vez que nos sucede", contó Luis, un emprendedor que tiene su taller paralizado por la caída de la demanda.

Luis es emprendedor y desde el 2017 tiene su propio taller de marroquinería en Llavallol, donde trabajaba junto a otras tres personas realizando productos para distintas marcas y emprendedores. En la actualidad está atravesando una situación crítica y angustiante. Por la caída del consumo que generaron las políticas económicas del gobierno de Javier Milei, por primera vez en 7 años no tiene encargos por lo que el taller se encuentra completamente parado con riesgo de achicamiento o cierre definitivo.

"Hoy me encuentro en una encrucijada, sin saber qué va a ocurrir. Por primera vez vamos a arrancar una semana sin trabajo, sin nada por hacer. Nos llegan mensajes pero nada concreto en tema trabajo", escribió Luis en una publicación en sus redes sociales que se volvió viral.

El móvil de C5N fue hasta su taller para conocer una de las tantas historias de pequeños emprendedores que están sufriendo la crisis económica que atraviesa el país.

"Estamos muy tristes. El lunes no tenemos trabajo. Es la primera vez que nos sucede. Ni con Cristina, ni con Macri, ni con la pandemia, ni con Alberto Fernández nos había parado el laburo. Podía bajar la producción pero siempre teníamos algo para hacer. Esto fue muy agresivo para nosotros", contó el emprendedor en La voz de la calle.

Luis reconoció que la inflación y los tarifazos hicieron que la gente priorice "llenar la heladera", pagar el alquiler y los servicios y deja de lado "algunos gustos" como comprarse carteras u otros artículos de cuero por lo que las ventas cayeron a cero. El hombre explicó que en su taller trabajan a demanda para distintas marcas y emprendedores y como ellos no venden tampoco encargan nuevos productos.

"Tenemos más de 40 clientes y ni siquiera uno vino a traernos trabajo porque en diciembre no se vendió nada. Arrancamos el año sin ventas, nuestros clientes están stockeados. ¿Qué van a mandar a fabricar si están estoqueados?" expresó.

Acto seguido comentó que antes del cambio de Gobierno hacían unas 600 carteras por mes mientras que en marzo comenzaron a hacer unas 20 carteras por semana que alcanzaba para pagarle a los empleados, pagar el alquiler y los servicios. En abril no tuvieron pedidos por lo que este lunes no trabajarán.

Está situación generó que Luis tuviera que bajarle el trabajo a una de sus empleadas, que empezó a ir día por medio hasta que finalmente consiguió otro trabajo y se fue. También pone en riesgo el puesto de otro trabajador.

"No me gustaría perder otro empleado. Si no llega a caer laburo lamentablemente la persona que labura con nosotros se va a tener que buscar algo nuevo. No se como afrontarlo porque nunca me tocó pasar por una situación similar", lamentó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: