Dólar Soja: el gobierno busca cerrar el año aumentando las reservas

¿Cuáles son las características de la nueva edición del Dólar Soja y qué se espera con su implementación?

Segunda etapa del esquema Dólar Soja con una preferencia de precios de 230 por cada dólar liquidado solamente para el complejo soja con el propósito de que no traslade a la canasta de productos que consumen los argentinos.

La necesidad tiene cara de hereje y el ejecutivo tuvo que rápidamente incurrir en esta segunda etapa cuando se especulaba con que se iba a esperar hasta el mes de enero o febrero cuando tenemos un momento de muy baja estacionalidad en el ingreso de dólares.



Claro, venía con un derrotero bajista muy pronunciado, más de 2.000 millones de dólares en los últimos dos meses se perdieron de las arcas del Banco Central y eso encendió todas las alarmas.

Los efectos que se esperan de la medida

En primer lugar la medida tendrá efectos en materia monetaria porque se van a tener que emitir un excedente de alrededor de 65 pesos por cada dólar extra respecto de la cotización oficial actual.

Eso va a tener que ser absorbido en una segunda instancia por el Banco Central que va a tener que extremar los esfuerzos para que todos esos pesitos extras de circulación no vayan a presionar sobre un dólar paralelo que ya viene bastante efervescente en las últimas semanas.

El gobierno con esto va a lograr garantizar el objetivo de acumulación de reservas acordado con el FMI de 5.800 millones para este año. Posiblemente, de hecho, lo exceda porque la previsión de base es de acumular 3000 millones con esta medida pero puede ser incluso un poco más.

Esto es importante, no solamente para dar la señal de cumplimiento de un programa y anclar las expectativas, sino también para flexibilizar el acceso a divisas para los importadores en un contexto en el cual las restricciones para la compra de maquinaria, equipos y bienes importados es muy severa.

Para las próximas semanas se espera, por un lado, en materia de las cotizaciones paralelas de dólar puede llegar a impactar este factor porque vamos a tener más pesos en circulación, pero por otro lado es un mes con mayor demanda de pesos para pago de aguinaldos, bonos, compras de productos por la etapa final del año con lo cual ese efecto encontrado puede generar una relativa estabilidad o un crecimiento nominal por abajo de la inflación.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: