Más problemas para Luis Rubiales: lo acusan de ser "agresivo" con las jugadores de Inglaterra

La FIFA publicó un informe en el que la presidenta de la Federación Inglesa, Debbie Hewitt, apuntó contra el exdirigente del fútbol español.

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, fue acusado de mostrarse "agresivo" y con gestos "inapropiados" tras la final del Mundial femenino con las jugadoras inglesas, según señaló la presidenta de la federación Debbie Hewitt, en un informe publicado este miércoles por la FIFA.

El organismo que rige el fútbol mundial publicó los testimonio recibidos por una comisión de disciplina, que el 30 de octubre le aplicó una suspensión de tres años al dirigente español, tras el beso sin consentimiento que le dio a la futbolista Jenni Hermoso en la celebración del título.

Según la FIFA, Hewitt declaró que Rubiales "tocó y acarició la cara de la jugadora inglesa Laura Coombs", lo que la presidenta de la FA consideró "un poco extraño" y luego "besó a la fuerza a la jugadora inglesa Lucy Bronze en su cara".

La ex máxima autoridad del fútbol español "abrazó con entusiasmo y besó a la fuerza a otras jugadoras, en sus mejillas, sujetándoles la cabeza y golpeándose de manera inapropiada algunas partes de su cuerpo", explicó la presidenta británica, en otro testimonio establecido de manera conjunta con la federación neozelandesa.

La respuesta de Rubiales tras la acusación

Una vez que la FIFA publicó el informe, Rubiales calificó de "repugnante" que Hewitt le describa como "una especie de tipo sucio" y la acusó de "mentiras flagrantes" y de "hablar con ignorancia".

Sobre Coombs, Rubiales señaló que intentó "reconfortarla" porque se había lesionado en la final, que acabó con una venda en la cabeza y puntos de sutura.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: