La Selección argentina se retiró de la cancha tras la represión de la Policía de Brasil a los hinchas

Antes del comienzo del partido con Brasil, por las Eliminatorias, un grupo de hinchas argentinos recibió golpes por parte de la policía.

Los jugadores cruzaron las vallas para acercarse a las tribunas e interceder por la situación. Incluso, socorrieron a algunos que habían recibido golpes.

Minutos después, Lionel Messi regresó al césped y comenzó a hacerle gestos a sus compañeros. "No jugamos, nos vamos", se llegó a ver que les indicaba el capitán al resto del plantel y al árbitro.

Embed

Entonces, los jugadores argentinos se dirigieron al vestuario donde aguardaron a que se den las garantías necesarias para el comienzo del encuentro.

Embed

DEJA TU COMENTARIO: