La Justicia imputó a dos dirigentes de Colón por encubrimiento a la barrabrava

La Fiscalía mantendrá detenidos al vicepresidente Horacio Darrás y al vocal Lucas Paniagua. Además, los miembros de "Los de siempre" fueron acusados de asociación ilícita y amenazas coactivas.

El vicepresidente de Colón, Horacio Darrás; y el vocal Lucas Paniagua fueron imputados como coautores de "facilitación de formación de grupos dedicados a cometer delitos en espectáculos deportivos" y "encubrimiento" en una audiencia celebrada en los tribunales de Santa Fe. Por esa razón, seguirán detenidos hasta el viernes, cuando se discutan las medidas cautelares.

En la misma línea, siete integrantes de la barra brava del club, autodenominada "Los de siempre", fueron acusados en una audiencia posterior por los delitos de "asociación ilícita" y "amenazas coactivas". Entre ellos, Orlando "Nano" Leiva y su hermano Abel "Quique" Leiva, quien se encuentra detenido en la cárcel de Coronda por una pena de homicidio, fueron imputados como jefes.



La acusación estuvo a cargo de la fiscal María Laura Urquiza y su colega Federico Grimberg, de la Unidad de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA), en una causa que se inició de oficio tras el episodio violento que sufrieron los jugadores de Colón hace una semana, cuando recibieron amenazas de un grupo de barrabravas.

“En función de sus cargos, los dos dirigentes facilitaron la formación y mantenimiento de grupos destinados a cometer delitos, lo cual está penado por la ley nacional de Espectáculos Deportivos 23.184”, planteó el MPA en la audiencia. A Paniagua se le atribuye haber mantenido "comunicación y trato directo permanente con los líderes de Los de Siempre y de La Negrada, relación que era conocida y aprobada" por Darrás.

Los argumentos de la Fiscalía

La Fiscalía sostuvo que “los dos dirigentes imputados proveyeron de indumentaria deportiva oficial del club para su reventa; carnet de socios y entradas para los miembros de las facciones y entradas para la reventa previa a los partidos”.

En la audiencia también se conoció que “al líder de Los de Siempre periódicamente se le pagaban 150 mil pesos en concepto de ‘sueldo’ sin que hubiere contraprestación alguna”.

En la causa se investigan hechos ocurridos desde octubre de 2021, cuando fueron intervenidos, entre otros, los teléfonos de Darrás y de Paniagua. La Fiscalía cuenta con más de 80 CDs con grabaciones que surgieron de escuchas telefónicas.

En el caso de los integrantes de la barra brava, para la figura de asociación ilícita el Código Penal prevé una pena de entre 3 a 10 años de prisión, con un mínimo de 5 años para jefes u organizadores.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: