Autopartistas: alarma por "quebranto generalizado" ante deuda comercial de u$s1.000 millones

Tras los bloqueos a pagos al exterior, se generó ahora un "descalce financiero y económico" que pone en riesgo "sustentabilidad" del sector, señaló la cámara AFAC.

La Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) alertó al Gobierno de un riesgo de “quebranto generalizado” si no se ofrece una solución sectorial ante la deuda comercial de unos u$s1.000 millones que las empresas locales tienen con proveedores en el exterior.

En un alarmante comunicado, tras mencionar que la deuda generó “paradas de línea, grandísimas ineficiencias, sobrecostos y una gran incertidumbre”, la cámara advierte ahora sobre un “alto riesgo de sostenibilidad” del sector.

Explica el texto que los proveedores han cobrado por parte de las terminales la incidencia de los insumos importados al tipo de cambio oficial, sin saber cuándo se podría cumplir con los compromisos externos, ni a qué tipo de cambio.

“Este descalce financiero y económico, sumado al incremento del Impuesto País sobre insumos importados no pagados, conlleva un alto riesgo de quebrantos generalizados, lo cual demanda una solución sectorial integral, coherente y realista”, señala AFAC.

Las automotrices, en tanto, siguen evaluando el impacto e las medidas de Luis Caputo, que incluirían aumento de precios, un foco exportador y otros puntos. Vale recordar que el Banco Central informó que, si bien se eliminan las cuestionadas SIRAs, los pagos a proveedores para importar autos y piezas seguirá siendo diferido.

Asimismo, el Central puso a disposición la emisión de títulos para importadores con deuda comercial pendientes de pago, que se suscribirán al dólar mayorista y se pagarán en dólares con opción de rescate anticipado. Según se dio a conocer, se trata de la creación de la Nota del BCRA denominada Bonos para la Reconstrucción de una Argentina Libre (BOPREAL) con un plazo máximo de vencimiento para el 31 de octubre de 2027, una suerte de estatización de la deuda de importadores.

"La acumulación de deuda comercial con proveedores de bienes y servicios del exterior, que se ha originado por la imposibilidad de realizar pagos de importaciones, está provocando una situación por demás crítica sobre la actividad autopartista", expresó AFAC.

En un comunicado de prensa, había precisado que "de acuerdo a un reciente relevamiento, unas 95 empresas autopartistas tienen al 30 de noviembre de este año un stock de deuda de u$s585 millones, de los cuales u$s523 millones son deuda comercial de bienes y u$s62 millones servicios". "Esta deuda se ha incrementado un 57% en relación al 31 de diciembre de 2022, permitiendo inferir que la deuda total del sector autopartista se acerca a los u$s$1.000 millones", sostuvo la entidad.

AFAC enfatizó que "los bloqueos recurrentes para poder efectivizar pagos al exterior han generado una fuerte tensión con los proveedores externos por no poder dar cumplimiento a las diversas fechas autorizadas y pospuestas reiteradamente".

DEJA TU COMENTARIO: