Empieza la temporada de Cáncer: cómo influye en todos los signos

El Sol ingresa en el cuarto signo del zodiaco y, con él, llega el solsticio de invierno en el hemisferio sur. Las emociones van a estar de fiel y nos llevarán a conectar con el pasado, la familia y el hogar.

Entre el 21 de junio y el 22 de julio tiene lugar la temporada de Cáncer. Cuando el Sol transita un signo, esa energía está disponible para sintonizar. En este caso se va al signo de Cáncer y, con él, arranca el invierno.

Llega el solsticio de invierno en el hemisferio sur: los días más cortos, las noches más largas y, con ello, la necesidad de meternos hacia adentro. A su vez, las emociones van a estar a flor de piel.

Pero, ¿qué es Cáncer? ¿Qué representa? Es el cuarto signo del zodiaco. Su planeta regente, en este caso la luminaria, es la cambiante Luna. Es un signo de agua y se caracteriza por la sensibilidad. Esto quiere decir que el pasado, la familia, el hogar, el nutrir no solo lo físico, sino también lo espiritual, son temas de Cáncer.

Es una energía cambiante, intimista, amorosa, protectora. Le gusta cuidar, nutrir, recordar y crear. Esto estará reforzado con la retrogradación de Saturno en Piscis, haciéndonos reflexionar sobre nuestro sostén, sobre nuestro cuerpo físico y mental.

A su vez, la Luna Llena en Capricornio, posterior a este solsticio, se da en oposición al Sol y es una oportunidad para visualizar nuestro poder.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: