Médicos realizaron una jornada solidaria frente al Congreso en defensa del sistema de salud

"Ninguna familia sin salud" es el lema de la actividad por la que cientos de ciudadanos sin recursos pudieron recibir asistencia de médicos, nutricionistas, psicólogos, kinesiólogos y enfermeros voluntarios.

Más de doscientos profesionales de la salud llevaron adelante este sábado en la Plaza del Congreso una jornada solidaria para brindar asistencia a ciudadanos de bajos recursos, en un contexto difícil para el sector como consecuencia de las últimas medidas del presidente Javier Milei que afectan directamente el funcionamiento del sistema de salud del país.

Manuel Fonseca, de la organización Argentina Humana, es uno de los médicos que fue parte de la jornada y conversó con el móvil de C5N en La voz de la calle. "Ninguna Familia sin Salud es parte de una serie de iniciativas solidarias para visibilizar los problemas que están teniendo las personas para acceder al sistema de salud", explicó.

En ese sentido, señaló: "Las medidas tomadas por el presidente Milei lejos están de ser una hipótesis de resolución de esos problemas. Liberar el precio de los medicamentos, de las prepagas, desregular las obras sociales, desfinanciar a las provincias que se hacen cargo de los sistemas de salud provinciales, son todas medidas que no van a resolver los problemas que venimos arrastrando y los van a empeorar".

"La gente que ya tenía problemas acceder al sistema público, acceda peor; al que le costaba comprarse los medicamentos todos los meses, le va a costar un mango más; el que llegaba justo a pagar la prepaga se va a caer y no la va a poder pagar y va a recargar todavía más el sistema público", enumeró las complicaciones que generan las políticas del Gobierno nacional.

En la actividad, en la que participaron entre otros médicos, nutricionistas, psicólogos, kinesiólogos y enfermeros, se brindó atención médica general, pediátrica, cardiológica, enfermería, salud mental, odontológica, test de VIH y sífilis, y prevención del dengue y cientos de ciudadanos se acercaron a recibir asistencia.

"Queremos cobrar lo que necesitamos cobrar para trabajar bien y sobre todo queremos que la gente no sufra. En estos momentos el padecimiento empeora, los problemas de salud mental son peores, la sociedad se va poniendo más rota", señaló el voluntario.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: