Investigan la venta irregular de la leche repartida por Capital Humano que era para los comedores

El Gobierno envió 87 mil kilos de leche en polvo en Mendoza para ser repartida, pero la fundación Conin denunció que parte de esos productos son vendidas en las redes sociales.

En medio del escándalo por la entrega de alimentos que realizó el Ministerio de Capital Humano, comenzó la investigación por la denuncia de venta ilegal por redes sociales de leche en la ciudad de Las Heras, en Mendoza.

Se trata de leche en polvo de la marca Vidalac que integraba las toneladas de alimentos que estaban a punto de vencer y que el Gobierno destinó a la Fundación CONIN luego de que el juez Sebastián Casanello ordenara su repartición.

Su director ejecutivo acusó a asociaciones, pero también manifestó que hubo particulares que lo hicieron. En ese contexto, la directora del comedor El Honerito, se defendió de las acusaciones que podrían apuntar al lugar por ser uno de los encargados de hacer la entrega del alimento.

“Estos días no han sido muy fáciles, no estamos acostumbrados a hacer estas entregas. Cuando nos enteramos de la venta en las redes, la primera reacción fue de bronca porque nosotros ya veníamos de hace un tiempo tratando de que esta leche llegara al comedor”, reconoció Gabriela Carmona.

En ese sentido, explicó que cómo era la entrega: “Sabíamos que era para los chicos. Desde un principio la cantidad de chicos era de 740, pero por la demanda, decidimos entregar 2 cajas en vez de cuatro y en vez de hacerlo hasta chicos de 16, lo bajamos hasta los 14, y también poder entregar esta leche a los ancianos y a personas con capacidades diferentes”.

Respecto a la venta que se hacía a través de la plataforma Market Place en Facebook, Gabriela aclaró que “desgraciadamente” alrededor de 10 o 12 personas son las que decidieron vender el alimento, pese a que en el frente del mismo se aclara que está prohibida su venta.

“La verdad es lamentable porque cuesta mucho, esta leche sale carísima. Nosotros sabíamos que no podíamos usar esta leche en el comedor, por eso se le entregó a las madres, padres o tutor de cada uno de los chicos. No se entrega a terceros, nosotros la distribución la hicimos en forma directa, no tuvimos intermediarios”, sostuvo la mujer en declaraciones con C5N.

Tras las ventas ilegales, el comedor cambió la metodología de entrega de la leche

Gabriela Carmona explicó que su comedor El Hornerito recibió 3.020 kilos de leche, pero “sabemos que también llegó a muchos lugares más, por eso no digo que todas las leches que han sido vendido son las 10 o 12 familias de acá, pero hay muchas familias que van a otros comedores y les dan también”.

Por lo tanto, después que se conociera la venta ilegal, decidieron cambiar la metodología de entrega del alimento. “Nosotros recibimos los alimentos el miércoles al mediodía y teníamos cuatro personas que eran las que recibían el documento para hacer la entrega de la leche”, detalló y explicó que “la documentación era para constatar que los chicos ‘existían’, porque como comedor te dicen ‘tengo tres o cuatro chicos’ y en realidad son dos”.

“La entrega del primer día fue de manera ordenada, pero cuando nos enteramos de lo que pasaba tuvimos otra manera de entregar”, agregó. De inmediato se decidió hacer una declaración jurada donde se toma el número de lote, marca y fecha de vencimiento de la leche que se le entregaba a cada familia. “A partir de ahí, fue que a las madres se les pedía la firma y aclaración y la cantidad de leche que se le entregaba”, indicó.

Por último, reconoció que siente una gran indignación porque “nosotros nunca recibimos alimentos de esta magnitud y la experiencia personal no fue buena”. “Prefiero hacer lo que vengo haciendo hace cuatro años y, por más que nos cueste muchísimo más, sé que esa comida llega a la mesa de los chicos y la van a comer”, remarcó en declaraciones con C5N.

DEJA TU COMENTARIO: