Crimen de Fernando Báez Sosa: para la Fiscalía, "no hubo roles y funciones, todos lo mataron"

El fiscal Gustavo García expone ante el Tribunal de Dolores en la primera jornada del juicio luego de la ronda testimonial: "Atacaron por sorpresa, a traición, por distintos flancos y al unísono sin que tuviera ninguna posibilidad de defenderse".

En la primera jornada de alegatos por el juicio de Fernando Báez Sosa, el fiscal Gustavo García da a conocer los lineamientos planteados ante Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) N°1 de Dolores. Con la reproducción del material audiovisual mejorado, constitutivo como prueba ya usada en la causa, asegura que los rugbiers "no hubo roles y funciones, todos lo mataron".

Desde las 9 en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Dolores se lleva a cabo la exposición de los fiscales del juicio Juan Manuel Dávila y Gustavo García. También lo harán los abogados de los padres de Fernando, Fernando Burlando, Fabián Améndola y Facundo Améndola. Allí, presentaron sus principales lineamientos:



  • Atacaron por sorpresa, a traición, por distintos flancos y al unísono sin que tuviera ninguna posibilidad de defenderse, causándole lesiones que le provocaron la muerte.
  • También, golpearon a algunos de sus amigos y se interponían para evitar que lo ayudaran.
  • Se encuadra en la figura de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido con alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas.

Durante su presentación, el fiscal Gustavo García protagonizó un cruce con Hugo Tomei, el abogado defensor, quien planteó que mediante la reproducción de un video se estaba constituyendo una prueba nueva, algo que no corresponde en esta instancia del proceso.

“Estamos viendo una edición de video que se acerca más a una prueba que a un alegato. Es un nuevo enfoque con ediciones técnicas. No correspondería mostrar y explicar estas imágenes desde una nueva edición”, expuso Tomei.

Ante esta situación, intervino la Jueza María Claudia Castro, y remarcó que "el apoyo fílmico de los alegatos está permitido e incluso lo hablamos antes del juicio". Para luego aclarar "el apoyo fílmico de los alegatos no son prueba y eso lo sabemos todos, con lo cual el tribunal va a permitir que siga emitiendo el video".

En el continuado de la exposición, el fiscal brindó detalles del porqué de los agravantes al afirmar:

  • El estado de indefensión de la víctima.
  • Hubo estrategia de cómo atacar sin ningún riesgo.
  • Decidieron filmar el inicio de la agresión (como evidencia de que se pusieron de acuerdo).
  • Varios de los amigos dijeron que el objetivo era pegarle a Fernando, no pelear contra el grupo de amigos. No hubo pelea.
  • Los golpes fueron para abrir el área y liberar la zona. ¿A quién?, ¿Quién era el ofendido? ¿Quién recibió un golpe en el estómago cuando estaba agarrado?. Máximo Thomsen, que está atrás esperando que sus compañeros le liberen la zona y dejen a Fernando noqueado, arrodillado, quizás inconsciente.
  • Quizás no es el líder del grupo, pero ese día sí, porque el que se sintió ofendido fue él. Seguramente para una persona que está acostumbrada a pelear en grupo es una traición y cobardía que le peguen cuando lo tienen agarrado. Ahora, ¿esto no es traición y cobardía, que lo dejen regalado? Estaban todos regalados.

El rol de cada uno de los rugbiers

El fiscal Juan Manuel Dávila expone luego de un corte en la primer jornada de alegatos por el juicio de Fernando Báez Sosa. Brinda los motivos por los cuales todos los rugbiers tienen participación alguna en el crimen. Sostiene que "todos golpean a Fernando, ya sea para hacerlo físicamente o impedir que sus amigos puedan acercarse a defenderlo".

Ayrton Viollaz

En relación a Viollaz, el fiscal indica, mediante diferentes láminas expuestas ante el Tribunal, su participación como coautor y "tuvo la posibilidad de emprender, perseguir y detener el curso del delito".

"Se interpone entre los amigos y Fernando. Es quien da la señal de inicio del ataque, y si no hubiese estado en ese sector, los amigos pudieran haber arribado al sector donde estaba Fernando, auxiliarlo e impedir que lo maten".

Ciro Pertossi

Lo identifica también como coautor y de tener el codominio del hecho. "Le dio patadas a Fernando mientras estaba en el piso y también agredió a todas las personas que se acercaban e intentaban auxiliarlo".

Señala que hay un video donde el acusado es quien se limpia los nudillos con la boca. "En su pantalón se encontró sangre de Fernando", agregó.

Matías Benicelli

En el continuado de su exposición, Dávila también le otorga la figura de coautor a Benicelli y de tener el codominio del hecho. "Mientras Fernando estaba arrodillado, lo pateó y ya no se levantó más. Le siguió pegando patadas en el piso y arengaba a los demás. Sus zapatillas, pantalón y camisa tenían sangre de Fernando", explica el fiscal.

Luciano Pertossi

Lo enmarca en la figura de coautor y de tener el codominio del hecho. "Le pegaba a los demás para que no pudieran acercarse a Fernando y creó una zona liberada". Adjunta pruebas donde se encontró sangre de Fernando en su pantalón.

Blas Cinalli

Otro de los rugbiers donde se lo ubica bajo la figura de coautor y tener el codominio del hecho. "Agredió a Fernando adentro del boliche Le Brique y se encontró su ADN en la uña del dedo meñique Fernando".

Enzo Comelli

Fue quien golpeó a Fernando de frente y le siguió arrojando golpes estando en el piso. También agredió con trompadas a los amigos de Fernando. Por ende se lo indica como coautor en la causa y de tener el codominio del hecho.

Lucas Pertossi

Se lo identifica como la persona que filmó el inicio de la agresión dentro del boliche y también grabar el inicio del ataque a Fernando. "Estuvo entre 8 y 10 segundos al lado suyo y no hay dudas de que le pegó", señala el fiscal Dávila. Lo enmarcan en la figura de coautor y de tener el codominio del hecho.

"Después de la pelea regresó al lugar del hecho para observar qué ocurría y mandó un audio a sus amigos diciendo: Caducó", explicó en su alegato Dávila.

Máximo Thomsen

Es uno de los más rugbiers complicados en la causa. Lo ubican dentro del boliche y de hacerle gestos amenazantes a Fernando. Los testigos lo describieron como "el líder" del grupo y "la persona que más pegaba". Su zapatilla quedó marcada en el rostro de la víctima.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: