Crimen del empresario descuartizado: indagan a Nahuel Vargas, el último detenido por la causa

El hombre tenía pedido de captura y estaba prófugo desde el lunes pasado. Será trasladado a la sede de la fiscalía de Lomas de Zamora para ser interrogado por el titular de la UFI 5.

Nahuel Vargas, uno de los principales sospechosos y el último detenido por el crimen de Fernando Pérez Algaba, será indagado hoy por el fiscal del caso. Está imputado homicidio cuádruplemente agravado por el uso de arma, alevosía, codicia y el concurso premeditado de dos o más personas.

Vargas, quien tenía pedido de captura y se hallaba prófugo desde el pasado lunes, fue localizado en la casa de su madre, en Morón, por detectives de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Lomas de Zamora.

Durante esta jornada, el acusado será trasladado a la sede de la fiscalía de Lomas de Zamora para ser interrogado por el titular de la Unidad Funcional de Instrucción 5 de ese distrito, Marcelo Domínguez, a cargo de la pesquisa.

En tanto, ayer también quedaron detenidos tras declarar en la causa, el comisario de la Policía de la Ciudad Horacio Córdoba, acusado como partícipe secundario del crimen de "Lechuga" Pérez Algaba (41), y Blanca Gladys Cristaldo (58), quien trabajaba junto a varios de los sospechosos en el emprendimiento inmobiliario "Renacer" de General Rodríguez, y fue imputada por el presunto encubrimiento del hecho.

Un día antes, el pasado miércoles, había sido detenido otro de los principales sospechosos de matar y descuartizar al empresario, Maximiliano Pilepich (45), quien ayer se negó a declarar ante el fiscal Domínguez.

En las últimas horas, en tanto, las fuentes revelaron que otro de los nueve detenidos que tiene ahora el caso, Luis Alberto Contrera (38), reconoció ante el fiscal que él les dio a Vargas y Pilepich la valija en la que colocaron los restos de la víctima y que fue arrojada al arroyo en el que finalmente la encontraron.

Por el momento, se encuentran detenidos en el marco de la causa Vagras, Pilepich, Córdoba, Contrera, Chamorro, Cristaldo, Matías Gil, Chamorro, Fernando Gastón Martín Carrizo y la gestora Flavia Lorena Bomrad.

Crimen del empresario descuartizado: identificaron el lugar donde habría ocurrido el asesinato

Continúa la investigación por el crimen del empresario descuartizado y, ahora, identificaron el lugar donde habría ocurrido el asesinato. Los investigadores intentan esclarecer qué pasó y quiénes intervinieron en el lugar entre las 18:00 a 3:00, según varias imágenes de cámaras de seguridad. Además, allanaron una propiedad perteneciente al sospechoso prófugo, Maximiliano Pilepich.

Fernando Pérez Algaba

Además, la gestora y amiga de Fernando Pérez Algaba, Flavia Lorena Bomrad fue detenida tras confirmar que mantuvo conversaciones con Maximiliano Pilepich. Dentro de su auto Ford Mondeo, se encontraron restos de sangre, pelo y un aro que podría haber pertenecido a la víctima.

También allanaron una propiedad perteneciente a Pilepich, donde los investigadores creen que se dirigieron junto a Nahuel Vargas y la víctima desde General Rodríguez.

En las últimas horas, el el fiscal Marcelo Domínguez, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Lomas de Zamora, dictó pedido de captura nacional e internacional para Maximiliano Pilepich y Nahuel Vargas, las dos últimas personas con las que Pérez Algaba tuvo contacto el 18 de julio último en el predio "Renacer" de General Rodríguez.

En tanto, en los 18 allanamientos simultáneos realizados ayer en distintos domicilios del conurbano bonaerense y la Capital Federal fueron apresados Matías Ezequiel Gil, Fernando Gastón Martín Carrizo, Luis Alberto Contreras y Flavia Lorena Bomrad, quienes serán indagados este mediodía por el fiscal Domínguez.

Los cuatro están imputados por el delito de homicidio cuádruplemente agravado por haber sido cometido mediante el uso de arma de fuego, con alevosía, por codicia y por el concurso premeditado de dos o más personas, en perjuicio de Pérez Algaba, conocido como "Lechuga", que prevé una pena de prisión perpetua.

Para fundamentar los pedidos de arresto, el fiscal hizo hincapié en pruebas basadas en análisis de las comunicaciones y movimientos de los celulares que utilizaban la víctima y los sospechosos.

Además de los prófugos, la policía busca la camioneta Mercedes Benz G500 de Pilepich, con que la se dirigió al predio "Renacer" y que tiene pedido de secuestro por parte de la fiscalía ante la sospecha de que pudo ser empleada para trasladar los restos de Pérez Algaba hasta el arroyo de Ingeniero Budge.

Para el fiscal, entre las 18 del 18 de julio y las 3 de la madrugada del 19, los acusados actuaron "de manera premeditada, entre sí y con una previa división de tareas", para asesinar a "Lechuga" de dos disparos por la espalda.

Crimen del empresario descuartizado: para el fiscal, el móvil fue una deuda por u$s50.000 y 17 terrenos

El móvil del crimen de Fernando Pérez Algaba fue una deuda por u$s50.000 y 17 terrenos. Así lo afirmó el fiscal de Lomas de Zamora Marcelo Domínguez en el pedido de detención contra Maximiliano Pilepich, el principal acusado. La causa tiene hasta el momento tres detenidos.

Según el fiscal, Pilepich y Pérez Algaba tenían negocios en común. Además, entre los dos hombres existía "una relación de amores y odio, en la que se advierte y se puede afirmar la existencia de discusiones, peleas y amenazas que se efectuaban entre ambos".

El documento, reproducido por Télam, también hace mención a un antecedente en el que Pilepich "le había efectuado disparos de arma de fuego" a la víctima, aunque sin herirlo, en el mismo campo de General Rodríguez al que Pérez Algaba se dirigió antes de terminar asesinado.

Domínguez sostuvo que el principal acusado tenía una deuda con el empresario asesinado por "50 mil dólares, pagaderos en varios pagos, y la entrega de 17 lotes en el barrio privado 'Renacer' que haría Pilepich a Pérez Algaba", la cual había sido certificada en una escribanía de Castelar.

Además, se agregó a la investigación "otro audio de la víctima en la que le indicaba a su interlocutor que Maximiliano Pilepich habría retirado todas las documentaciones que había dejado en la escribanía y en él relata la víctima que temía por su vida".

El 18 de julio pasado, el último día que fue visto con vida, el empresario se dirigió al barrio Renacer para encontrarse con Pilepich y con Nahuel Vargas. Supuestamente iba a cobrar un primer pago de la deuda por u$s20.000.

El fiscal sostiene el agravante de un homicidio por "codicia" ya que uno de los motivos del crimen es "el exoneramiento por parte de Pilepich de dicha deuda y en consecuencia la ganancia ilegítima que esto le conllevaría".

En el marco de la causa, la Justicia detuvo a Matías Ezequiel Gil, Fernando Gastón Martín Carrizo y Luis Alberto Contreras. También se emitieron pedidos de arresto contra Pilepich, Vargas, Horacio Mariano Córdoba y Flavio Lorena Bomrad.

Todos quedaron imputados bajo la calificación de homicidio cuádruplemente agravado por uso de arma, codicia, alevosía y la participación de dos o más personas. La única pena posible con esta combinación es la de prisión perpetua.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: