Córdoba: condenaron a cadena perpetua a "la hiena humana" por el crimen del taxista

La Cámara en lo Criminal y Correccional de 8° Nominación junto a un jurado popular encontró culpable a Roberto José Carmona por asesinar al chofer Javier Bocalón en diciembre de 2022.

La Cámara en lo Criminal y Correccional de 8° Nominación de la ciudad de Córdoba condenó a cadena perpetua a Roberto "la hiena humana" Carmona, el múltiple asesino de Córdoba, acusado de matar al taxista Javier Bocalón en diciembre de 2022.

Al condenado, sobre cual ya pesaba dos condenas a prisión perpetua y otra a 16 años de cárcel, se le suspendieron también de manera total las salidas transitorias.

En una de sus últimas audiencias declaratorias Carmona confesó el crimen y describió con crueldad cómo cometió el crimen de Bocalón. El mismo ocurrió el 13 de diciembre de 2022 cuando el condenado se fugaba de la Policía, por lo que se subió a un taxi, conducido por la víctima: "Me dio un vaso con agua y ahí le mentí diciendo que había que buscar a una prima. Era mentira, no existía".

Mientras esperaban a la supuesta pasajera, "lo abracé, le puse la cuchilla en el cogote. Le entré un poco y le dije: ´bajate porque te mato´. Él me dijo: ´no me robes la herramienta de trabajo´ y yo le empecé a dar no sé cuántas puñaladas", reveló.

Roberto la Hiena Humana Carmona.jpg

Previo a la sentencia, Carmona tuvo la posibilidad de realizar un último descargo el cual de manera escueto y ante los jueces solo pronuncio "no tengo nada para agregar en mi favor”.

El peligroso prontuario de Carmona

Este sujeto asesinó en 1986 a una adolescente de 16 años llamada Gabriela Ceppi, cuando ya tenía una condena a 10 años por robo, por la cual la Justicia de ese momento lo benefició con la libertad anticipada.

El criminal serial secuestró, violó y fusiló de un disparo en la cabeza a la chica y después descartó su cuerpo en un campo de sorgo en la ruta 9, donde lo encontraron un mes más tarde.

En 1988 fue condenado a reclusión perpetua con la pena accesoria de reclusión por tiempo indeterminado.

Sin embargo, en la cárcel le tiró caramelo caliente en la cara a un preso porque impidió que violara a su esposa y apuñaló a otro, a quien luego le tiró agua hirviendo mientras dormía porque no había podido matarlo.

En 1994 asesinó a Héctor Vicente Bolea, un preso con el que compartía condena para disputarle el control del pabellón.

Fue allí que de Córdoba lo trasladaron a una cárcel de Chaco y en julio de 1997 mató a Demetrio Pérez Araujo, por lo que lo sentenciaron de nuevo por homicidio.

Con tres condenas, dos a perpetua y la tercera a 16 años, en 2014 la Justicia chaqueña lo autorizó a tener salidas transitorias y empezó a viajar a Córdoba cada cuatro meses para ver a su pareja.

Y fue en una de esas que llegó a la casa de su pareja y logró evadir a cinco guardias del Servicio Penitenciario de Córdoba y un enfermero que debían custodiarlo.

Carmona escapó del lugar, secuestró al taxista para fugarse y apuñaló a Bocalón mientras manejaba. La víctima murió casi en el acto y chocó contra un poste en una esquina de la capital cordobesa.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: