La experiencia paranormal de Miriam Lanzoni en la casa que le compró a Georgina Barbarossa

La diseñadora contó la mala experiencia que vivió tras la adquisición de la vivienda y las cosas fuera de lo común que le fueron sucediendo, que ella interpretó como fuertes señales.

Miriam Lanzoni visitó el living de Buena Tarde y se sometió al ping pong de Julieta Camaño y Lourdes Sánchez, donde se atrevió a hablar de todo. Entre el abanico de temas que tocó, se refirió a la casa que le compró a Georgina Barbarossa, que primero fue fuente de conflicto con la conductora por el estado de la construcción y luego se convirtió en el escenario de una fuerte serie de sucesos paranormales.

"Georgina me vendió una casa en mal estado", comenzó la diseñadora. "Esas cosas me parasitan mi vida, prefiero tratar de resolverlas en el momento, lo expreso, salió. No pude charlar con ella. Me gustaría, porque más allá de quién tenga la razón en esto, me parece que nada es tan grave para pasar por esta vida de esa forma. Me puedo enojar y después queda atrás", continuó.

"Me genera una carga enorme estar peleada o enojada. Nunca fui amiga de Georgina, pero tenemos una persona en común muy cercana las dos, que fue quien me presentó. No tengo nada para decir de ella como persona, todo lo contrario", profundizó.

Luego de aclarar su tema con la anfitriona de A la Barbarossa, Lanzoni dio detalles sobre eventos que exceden a las explicaciones científicas. "Hay fantasmas. Antes de pandemia empecé a tener aportes. A veces no lo cuento porque la gente se asusta con esto. Me aparecen fotos, de otra época", describió.

"Las tres primeras estaban vinculadas. Había una de una mujer con auriculares en un estudio y decía 'Aire'. En otra, un señor con un guion en un lugar como de rodaje, todo de los '80. Todas cosas recurrentes relacionadas a la misma temática", explicó.

"En pandemia estudié cine y guion y en diciembre empecé a ver que eran señales con cosas vinculadas, muy buenas y relacionadas a un comienzo", amplió la también actriz.

Finalmente, todo se trató de signos de augurios positivos. "Empecé a tener señales en mi oficina. Para mí era algo bueno y era una señal. Yo también empecé a sentir eso. Conclusión, ahora en diciembre filmé una peli mía con mi mamá en Chaco", finalizó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: