Por qué la Ley Bases es la ley del odio

El Gobierno consiguió su primer triunfo en el ámbito legislativo. Allí está plasmado el odio del presidente Milei. Es la ley de un gobierno odiador que desprecia a los trabajadores.

El gobierno de Javier Milei consiguió su primer triunfo en el ámbito legislativo con la media sanción de la nueva Ley Bases, y de aprobarse en el Senado tendrá un impacto tremendo en la vida de la enorme mayoría de argentinos y argentinas. Son muchos los aspectos críticos que tiene este proyecto, pero quería detenerme en un particularmente grave: el atropello a los jubilados y jubiladas, y en concreto para las mujeres que quieran jubilarse en el futuro.

El título IX de la Ley Bases aprobado el martes busca eliminar las moratorias previsionales. Sin esta herramienta, nueve de cada diez mujeres no van a poder jubilarse. Por eso dije en mi intervención durante el debate que se trata de un proyecto perverso y misógino. En 2023, por ejemplo, de siete millones de personas que se jubilaron, cuatro millones lo hicieron a través de moratorias y tres millones fueron mujeres. Las mujeres siempre somos las más precarizadas, y esto es un nuevo ejemplo de ello. El Estado no reconoce como trabajo las tareas de cuidado y tampoco permite a las personas que cumplieron con esa labor fundamental para el desarrollo de los hogares y de la sociedad la posibilidad de jubilarse.

Las personas que no se puedan jubilar en este esquema por no cumplir con los años de aporte –lo cual es una forma de subir la edad jubilatoria– cobrarán según esta normativa la Pensión Universal para el Adulto Mayor (PUAM), que es un 20 por ciento más baja que el haber mínimo. En mayo la PUAM es de $152.113 y la jubilación mínima es $190.141, mientras que la Canasta Básica Total por persona en abril fue de $250.286. El gobierno está sumergiendo a los jubilados en la pobreza, y usa el recorte en el sistema previsional para luego ostentar la baja en el déficit fiscal, en el marco de una economía que se desmorona. Según datos del CEPA, hacia marzo el recorte presupuestario para jubilaciones era del 31 por ciento.

Esta modificación implica un retroceso sustancial sobre los derechos de los adultos mayores y no contempla la tendencia actual sobre la realidad laboral de la mayoría de los argentinos y argentinas, con el aumento del trabajo informal. Las estadísticas muestran que solo el 10 por ciento de las mujeres logra completar los 30 años de aporte al alcanzar la edad jubilatoria –60 años–, y que el 30 por ciento de los varones lo alcanza–en tal caso es 65 años–. Esto evidencia una desigualdad de género grande, y es un típico caso de legislación que no tiene en cuenta la realidad del país.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de C5N (@c5n)

Con todo, se trata de una medida que es inconstitucional, dado que Argentina suscribe a tratados internacionales relacionados a adultos mayores que tienen jerarquía constitucional, es decir, que son de carácter superior a las leyes. Se trata, por ejemplo, de la Convención Interamericana sobre la Protección de Derechos Humanos de las Personas Mayores o la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer. Ninguna ley puede ir en contra de estos tratados y claramente estas modificaciones empeoran la situación de los adultos mayores, en particular de las mujeres.

Estamos viviendo una etapa de retroceso en materia de derechos y calidad de vida de los argentinos y argentinas, y la media sanción del martes fue una ratificación de ese camino. La semana pasada la mayoría de los diputados y diputadas decidieron no dar quórum para tratar proyectos sobre el financiamiento de las universidades públicas y sobre reformas previsionales. Esta semana esos mismos legisladores estuvieron en sus bancas dispuestos a avasallar derechos.

La Ley Bases es la ley del odio, del odio a los jubilados, años futuros jubilados; a los estudiantes, a los docentes, a los científicos, a los actores y actrices, a los músicos. Es la ley de un gobierno odiador que desprecia a los trabajadores. El odio del presidente Milei está plasmado en este proyecto de ley que es la base de la destruccion de nuestra sociedad. Es la ley del odio, nada bueno se contruye desde ahí.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: