La Iglesia criticó al Gobierno por el escándalo de Capital Humano y pidió "no tirar la comida"

Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, reconoció el trabajo de los comedores populares y y advirtió sobre hechos de "confusión y de violencia" ante la situación social.

La Iglesia criticó al Gobierno tras la polémica de los alimentos encontrados en depósitos del Ministerio de Capital Humano y reclamó "no tirar la comida, porque falta en muchos hogares", a la vez que volvió a apoyar la labor de los comedores populares.

Oscar Ojea, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, encabezó una misa en el santuario de la Virgen de Caacupé, en Ciudad Evita, donde reconoció el trabajo de las mujeres que sostienen los comedores de las barriadas populares.

El eclesiástico apuntó contra el Ejecutivo y advirtió sobre situaciones de "confusión y de violencia" y pidió "no tirar la comida, porque falta en muchos hogares".

"Estamos enojados y a veces, este enojo, cuando la comida falta, llega un momento en que decimos: 'No hay más'. Nuestras mujeres tienen que soportar también el enojo, y aquellas cosas que me contaron que se dicen: 'Ustedes se quedan con la comida, ustedes se guardan la comida', todo eso queremos ponerlo en esta misa y pedirle al Señor que nos cure de esa violencia, y de esa confusión en la que podemos entrar, no nos podemos confundir, menos en una emergencia, en una crisis", planteó Ojea.

Además, pidió que ante la situación social "la solidaridad sea cada vez más honda" y que "el sentido de responsabilidad tiene que ser cada vez más grande". "Si alguna vez me enseñaron que no se debe tirar la comida, hoy menos que nunca debemos tirar la comida, porque falta en muchos hogares, y tenemos que renovar esa conciencia fraterna que nos enseña Jesús", concluyó.

Investigan la venta irregular de la leche repartida por Capital Humano que era para los comedores

En medio del escándalo por la entrega de alimentos que realizó el Ministerio de Capital Humano, comenzó la investigación por la denuncia de venta ilegal por redes sociales de leche en la ciudad de Las Heras, en Mendoza.

Se trata de leche en polvo de la marca Vidalac que integraba las toneladas de alimentos que estaban a punto de vencer y que el Gobierno destinó a la Fundación CONIN luego de que el juez Sebastián Casanello ordenara su repartición.

Su director ejecutivo acusó a asociaciones, pero también manifestó que hubo particulares que lo hicieron. En ese contexto, la directora del comedor El Honerito, se defendió de las acusaciones que podrían apuntar al lugar por ser uno de los encargados de hacer la entrega del alimento.

Embed - ESCÁNDALO de CAPITAL HUMANO: INVESTIGAN la VENTA IRREGULAR de la LECHE que era para los COMEDORES

“Estos días no han sido muy fáciles, no estamos acostumbrados a hacer estas entregas. Cuando nos enteramos de la venta en las redes, la primera reacción fue de bronca porque nosotros ya veníamos de hace un tiempo tratando de que esta leche llegara al comedor”, reconoció Gabriela Carmona.

En ese sentido, explicó que cómo era la entrega: “Sabíamos que era para los chicos. Desde un principio la cantidad de chicos era de 740, pero por la demanda, decidimos entregar 2 cajas en vez de cuatro y en vez de hacerlo hasta chicos de 16, lo bajamos hasta los 14, y también poder entregar esta leche a los ancianos y a personas con capacidades diferentes”.

Respecto a la venta que se hacía a través de la plataforma Market Place en Facebook, Gabriela aclaró que “desgraciadamente” alrededor de 10 o 12 personas son las que decidieron vender el alimento, pese a que en el frente del mismo se aclara que está prohibida su venta.

“La verdad es lamentable porque cuesta mucho, esta leche sale carísima. Nosotros sabíamos que no podíamos usar esta leche en el comedor, por eso se le entregó a las madres, padres o tutor de cada uno de los chicos. No se entrega a terceros, nosotros la distribución la hicimos en forma directa, no tuvimos intermediarios”, sostuvo la mujer en declaraciones con C5N.

DEJA TU COMENTARIO: