Javier Milei celebró la represión en la Av. 9 de Julio: "Querían hacerse los crocantes..."

El Presidente compartió en sus redes sociales el posteo de un seguidor en el que se avala el violento accionar de la Policía de la Ciudad. "Esto es cine", remata el tuit.

El presidente Javier Milei celebró la represión en la Av. 9 de Julio en su cuenta de X (ex-Twitter). Fiel a su estilo, lo hizo a través del tuit de un seguidor.

La cuenta de Diego Álzaga Unzué, @atlanticsurff, escribió: "Aplausos señores, vean cómo salió el camión hidrante a sacar a los piqueteros que querían hacerse los crocantes y cortar la Av 9 de Julio perjudicando a los trabajadores".

Para concluir, comentó: "Esto es cine. Enjoy, my friends".

Tuit milei.PNG

Minutos después, Milei citó a la cuenta de la Escuela Austríaca de Economía, la doctrina que practica. En ese tuit, la cuenta señalaba: "En este momento se libera la 9 de Julio para que la gente de bien pueda transitar libremente".

Nuevo ataque de Javier Milei al periodismo

Javier Milei volvió a atacar al periodismo, disfrazándolo de "libertad de expresión". El Presidente escribió un largo texto en su cuenta de X (ex- Twitter) en el que sugirió que "el periodismo se ha corrompido, ensuciado y prostituido al calor de los sobres y la pauta oficial".

El jefe de Estado mencionó que, durante su encuentro con la general estadounidense Laura Richardson, presentaron una nueva Doctrina de Política Exterior para la Argentina que promoviera "una verdadera libertad de expresión. Pero para todos. No solamente para algunos".

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/JMilei/status/1778029716877857136&partner=&hide_thread=false

Milei, durante su posteo, opinó que "el periodismo se ha acostumbrado, a lo largo de las últimas décadas, a que deben ser tratados como profetas de la verdad única e incontrastable, a los que no se puede criticar, ni desmentir, ni corregir". Además de hablar de "pretendida superioridad", aseguró que "al igual que ha ocurrido con todo el resto de las cuestiones vinculadas a la política, el periodismo se ha corrompido, ensuciado y prostituido al calor de los sobres y la pauta oficial".

En la misma línea, acusó al periodismo de pegar y luego "pasar la factura" con "cifras siderales". Después argumentó: "Pero como la mayoría de los políticos son los que pagan, quedan presos de su propia trampa, ya que nunca pueden contestar los ataques a riesgo de que expongan sus negocios".

Por último, lanzó un amenazante mensaje a los comunicadores: "Y no nos vamos a quedar callados frente a las operaciones, la mentira, la calumnia, la injuria o la difamación. Vamos a contestar. Vamos a decir nuestra verdad. Vamos a bajarlos de esa Torre de Marfil en la que creen que viven".

"Porque libertad de expresión significa que nadie puede evitar que hablemos. Ni siquiera los sagrados periodistas", cerró.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: