Entre provocaciones e internas, el gobierno de Javier Milei encara su primer Día de la Memoria

En la última semana hubo rumores sobre posibles indultos a represores y el anuncio del desembarco de las FFAA para combatir al narcotráfico en Rosario. En medio de un ajuste brutal, la gente se volcará masivamente a Plaza de Mayo en defensa de las políticas de derechos humanos. ¿Cuál será la respuesta oficial?

La del 24 de marzo no es cualquier fecha para el gobierno nacional y lo demostró en las manifestaciones de sus dirigentes pero también en los cruces que estos comentarios o anuncios -destinados originalmente a provocar a otros- causaron en la propia interna.

En efecto, La Libertad Avanza es una fuerza que, aunque sus integrantes lo nieguen, tiene un fuerte encaje en el negacionismo y en intentar revertir las conclusiones sobre la última dictadura que han consagrado el accionar de la Justicia y la lucha por Memoria, Verdad y Justicia de los organismos de derechos humanos.

Por eso, entre anuncios y rumores la semana en el oficialismo estuvo muy marcada por esta fecha. Los rumores fueron muchos. El primero, difundido en algunos medios y redes sociales, indicaba que el Gobierno planearía anunciar un indulto general a los genocidas el mismo 24 o el 2 de abril. La especie tenía mucho de temerario porque una decisión presidencial como esta contradiría leyes vigentes y, más allá de la provocación, no tendría ningún recorrido posible en sede judicial.

milei villarruel

La siguiente especulación fue más específica y se refería a resolver la situación de cárcel para los acusados de delitos de lesa humanidad que no tienen condena. La propia vicepresidenta Victoria Villarruel se ha manifestado en este sentido en varias oportunidades y la presencia del ministro de Defensa, Luis Petri, en un acto con un grupo de familiares que brega hace dos décadas por la impunidad de estos detenidos fue sugestiva. La foto de Petri con la defensora de represores, Cecilia Pando, no da lugar a dudas acerca de lo que se quiere difundir como mensaje en las altas esferas libertarias. Una instantánea como esa no se hace sin la venia de la Casa Rosada. Pero el propio Javier Milei se encargó de desmentirlo cruzando a un periodista en X, su red social favorita.

Los comentarios indican que sí habrá un video conmemorativo del golpe del 76, preparado por el cineasta personal de Milei, Santiago Oría, probablemente uno de los pocos hombres del mundo audiovisual que celebra al presidente. El resto del mundo del cine y las producciones televisivas advierten acerca del desfinanciamiento de una industria que genera muchísimo trabajo, prestigio y divisas al país. Cuánto habrá de provocador en el material audiovisual sobre el golpe está por verse.

Lo cierto es que otro anuncio también tuvo como coprotagonista a Petri y generó tanta polémica afuera como adentro del gobierno. El ministro de Defensa y su par de Seguridad, Patricia Bullrich, anunciaron en conferencia de prensa que impulsarán un proyecto para que las Fuerzas Armadas puedan intervenir en seguridad interior. La propuesta tiene poco de práctico y mucho de desafío en un país que se apresta a recordar los crímenes de la dictadura este domingo.

conferncia petri bullrich.jpg

Por un lado, parece muy difícil que una modificación de la Ley en este sentido sea aprobada en el Congreso. Además. debería sortear una serie de obvias impugnaciones en la Justicia por parte de los organismos de Derechos Humanos y la oposición de los propios integrantes de las FFAA. La pregunta que subyace es: ¿para qué hicieron el anuncio Bullrich y Petri esta semana sino para provocar?

Como decíamos, la polémica también se desarrolló en la interna de un gobierno que cada vez la tiene más expuesta. La propia Victoria Villarruel se mostró en desacuerdo. “No estoy de acuerdo, lo dije en campaña y lo sigo sosteniendo. La función de las Fuerzas Armadas no es combatir a civiles, creo había quedado claro con el tema de los setenta. El narco es un civil para el derecho. En los setenta se combatió al terrorismo, ¿dónde están los que lo combatieron? Presos”, expresó en una entrevista televisiva.

Bullrich sospecha que detrás de toda la entrevista de Villarruel hay un pacto con Mauricio Macri, porque Villarruel fue muy crítica en muchos otros temas encarados por el gobierno de Milei. Pero Bullrich eligió, tal como acordaron con la Casa Rosada, contestarle sólo por el de la utilización de los militares: “Es una nueva funcionalidad de las Fuerzas Armadas, que no es en relación al narcotráfico sino en acciones terroristas. Terrorismo no es narcotráfico. El narcotráfico se convierte en terrorismo cuando una banda decide sembrar el terror. Recordemos cuando Pablo Escobar decide poner una bomba en el avión de Avianca y el avión se destruye y mata a todas las personas que estaban en ese vuelo. Esa es una acción terrorista. Eso es lo que estamos definiendo. Como lo que ocurrió ayer en el teatro de Moscú, acciones terroristas claras”, subrayó la ministra.

Fuerzas Armadas en Rosario

En lo que sí piensan igual todos es en buscar la impunidad de al menos un sector de los represores. Bullrich se expresó en este sentido: “Los tienen hace 15 años sin causa, eso en un Estado de Derecho no puede pasar, esas personas no pueden seguir presas. Y se sacó el beneficio de los 70 años. Eso es absolutamente para discutirlo y sobre todo en aquellas personas que no tuvieron acción directa y están sin causas. Los jueces tienen que ordenar eso y realmente animarse a estar en el marco de lo que las leyes y los convenios internacionales marcan en Argentina. Eso lo defiendo. Una persona que ha perdido esa situación, enfermos, detenidos... ya se ha convertido en una venganza”.

Lo cierto es que la Justicia le ha dado un nuevo revés a esta pretensión. El viernes, la Cámara Federal de Casación contestó negativamente a una presentación que hicieron dos abogados de represores para que los detenidos por delitos de lesa humanidad de más de 70 años puedan gozar de prisión domiciliaria. La principal estrategia para mancillar el proceso de Memoria, Verdad y Justicia fue desbaratada con esta respuesta.

En medio de críticas internas muy fuertes como las de Villarruel, la aparición de los primeros episodios escandalosos como el del presunto tráfico de influencias en el tema pesquero y el nepotismo de una senadora libertaria que contrató a toda su familia, más las renuncias casi diarias de funcionarios recién asumidos, el gobierno de Milei enfrenta su primer 24 de marzo.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: