Axel Kicillof afirmó que Martín Guzmán se fue del gobierno por un enfrentamiento con Miguel Pesce

El gobernador bonaerense descartó que la renuncia haya sido por una pelea con funcionarios del kirchnerismo. Y dijo que el ex ministro de Economía se fue por diferencias con el titular del Banco Central en torno a la política económica.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof se refirió a la salida de Martín Guzmán del Gobierno nacional, y afirmó al respecto que dejó su cargo por un enfrentamiento con el titular Miguel Pesce por diferencias con el rumbo de la política económica, y no por una pelea con el kirchnerismo.



Durante su intervención en el seminario del Instituto de Capacitación Política el gobernador bonaerense afirmó: “Yo escuchaba el otro día, o leí un pedacito de la entrevista a Guzmán (Martín) que fue ministro hasta hace poco y decía que él había puesto un ultimátum y explicaba qué era ese ultimátum y a quién era ese ultimátum. Porque él decía ‘había una corrida o un principio de corrida’ y entonces para terminar con esa movida financiera ‘yo puse un ultimátum, que tenían que cambiar ciertas cosas’ que tenían que ver con el Banco Central”.

En esa línea, Kicillof aclaró que las rispideces de Guzmán dentro del Gobierno no eran “ni con funcionarios de energía, ni con Cristina ni con Máximo, ni con nada: tenían que ver en una discusión entre quien estaba en ese momento -y ahora también- en el Banco Central: Pesce”.

Para el gobernador bonaerense, Guzmán “puso un ultimátum que no tenía que ver con, llamemoslo, ‘el kirchnerismo’. Pesce es un funcionario elegido y designado por Alberto. Decía que en esa discusión que se dio, él puso un ultimátum, no le hicieron caso y entonces presentó su renuncia. Pero no tenía que ver ni con lo energético, tenía que ver con una discusión sobre variables financieras, que son discusiones de política económica”.

Al respecto, Kicillof recordó que el propio Guzmán reconoció que “la renuncia no tenía que ver con ninguno de los otros factores, dijo que su renuncia tenía que ver con la discusión con Pesce. Pesce que fue confirmado de nuevo, hace poco, en el Banco Central. No es una evaluación de eso, simplemente una constatación de que son decisiones de políticas económicas”.

Por otra parte, el gobernador bonaerense se refirió a la discusión entre dos modelos de país que está presente en la Argentina. Al respecto señaló que “la apertura importadora, desregulación financiera, reducción de salarios, tasa de interés alta y recorte del gasto público son los cinco factores de política económica que nos están proponiendo para la Argentina si vuelve a ganar la derecha”.

“Uno se pregunta cómo tan livianamente, sobre todo ahora que dicen que política económica quieren aplicar porque en 2015 no lo decían, les proponen a la sociedad argentina y a los empresarios nacionales y a las pymes políticas que llevan a la desindustrialización, que llevan a la distribución regresiva, a la exclusión social y a la pérdida de derechos”, analizó Kicillof.

Por último, advirtió que “en la Argentina hay dos modelos, y para sintetizarlos hay un modelo que busca ampliar los derechos, y para eso se necesita un Estado distinto, que intervenga en la economía, no que sea bobo ni ineficaz ni estúpidamente grande, pero para reconocer los derechos necesitás un Estado que se ocupe de eso. Y del otro lado están quienes también necesitan un Estado pero que esté al servicio de las pequeñas minorías. No crean que el endeudamiento viene solo, o la flexibilización laboral, son parte de un Estado al servicio de determinados intereses. Es la discusión que se viene para el año próximo”.

DEJA TU COMENTARIO: