La amenaza del líder espiritual de Bolsonaro: "Si Lula comete un error, el pueblo va a derrocarlo"

El pastor evangélico Silas Malafaia insiste en que hubo "manipulación" en el balotaje presidencial en Brasil, a pesar de que numerosos observadores internacionales lo hayan desmentido.

El pastor evangélico Silas Malafaia, ferviente defensor del presidente Jair Bolsonaro, denunció una "manipulación" en las elecciones del pasado 30 de octubre en Brasil, al igual que los miles de bolsonaristas que continúan acampando frente a cuarteles militares en diferentes puntos del país para exigir una "intervención federal" contra la asunción del mandatario electo Luiz Inácio Lula da Silva. y advirtió que "si Lula comete un error, el pueblo va a derrocarlo".

"El pueblo es el poder supremo. Para que el pueblo derribe cualquier gobierno, tiene que estar en la calle durante semanas con todo parado. Las manifestaciones frente a los cuarteles van a pasar. Pero si Lula comete un error y este país entra en crisis, entonces van a derrocarlo. El pueblo va a trabar todo y él no va a tener cómo andar", amenazó Malafaia, en una entrevista concedida a la agencia Télam.



"Lamento que estas elecciones hayan sido tan vergonzosas por la manipulación", agregó el pastor, quien cuestionó el sistema de urnas electrónicas vigente en el país desde 1996. "No tiene el voto impreso. Las fuentes solo las tiene el Tribunal Superior Electoral (TSE) ¿Por qué voy a creer en la equidad de elección?", se preguntó.

El supuesto fraude que denuncian los bolsonaristas fue descartado por numerosos observadores internacionales y un informe del Ministerio de Defensa difundido el pasado miércoles.

En su reporte de 63 páginas sobre el proceso de inspección del sistema de voto electrónico, la cartera no señaló ninguna irregularidad o fraude y afirmó que los datos de las boletas impresas al final de los comicios coinciden con los resultados electorales difundidos por TSE.

Las manifestaciones bolsonaristas aún están activas en Brasil

Lula pidió este jueves a "la minoría que está en las calles" volver a sus casas. "La democracia es eso, uno gana, otro pierde", declaró el presidente electo, quien se impuso con el 50,9% de los votos.

Bolsonaro, quien no ha reconocido abiertamente su derrota y se mantiene prácticamente desaparecido de la vida pública desde que perdió en el balotaje, pidió la semana pasada a sus seguidores que desbloquearan las carreteras, pero apoyó las protestas en otros lugares.

Investigaciones realizadas por el Ministerio Público de los estados de San Pablo, Santa Catarina y Espíritu Santo identificaron esta semana el papel de empresarios detrás del financiamiento de las manifestaciones bolsonaristas.

Según revelaron los fiscales regionales, los empresarios, cuyos nombres aún no han sido revelados para no entorpecer las investigaciones, apoyan el movimiento con carpas, baños químicos, alimentos, entre otros.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: