Buzios: el acusado de matar a una argentina trabajaba en una playa cercana al lugar del crimen

El detenido por el crimen residía hacía tres meses en la zona. Tenía antecedentes penales por intento de robo.

La investigación del asesinato de Florencia Aranguren en la localidad de Buzios, del estado de Río de Janeiro, detectó que el hombre imputado por el hecho trabajaba , desde hace tres meses, en una playa cercana a la escena del crimen.

La Policía de la ciudad balnearia estableció que el detenido, de iniciales C.J. de F, tiene 32 años, residía en el municipio hace tres meses y trabajaba en la playa del barrio José Gonçalves. Además, tiene antecedentes penales por un intento de robo, por el cual estuvo preso.

"Es una playa que queda alejada de la ciudad. Es un barrio de mucha preservación ambiental, por lo que hay mucha flora, donde en el interior hay un camino, que es donde ocurrió el crimen", le aseguró a Télam una fuente de la municipalidad de Buzios.

Aranguren fue encontrada muerta con -al menos- una herida de arma blanca en un sendero y junto a su perro Tronco con el que paseaba cuando la atacaron. La familia de la víctima lleva a cabo la cremación del cuerpo para regresar al país, según informaron en el consulado.

"Un amor de persona"

Tomás Sánchez, padre de una amiga de Florencia en Brasil, recordó a la joven asesinada como una "un amor de persona" y señaló que hace dos meses conoció Buzios, por lo que hace cuatro días viajó para instalarse allí porque "quedó enamorada del lugar".

"Estuvo viviendo en Andorra y fue a Buzios para trabajar, y estar más cerca de Macarena, que se conocen de chicas, y siempre estuvieron en contacto. Mi hija está desconsolada, totalmente destrozada", explicó el hombre.

Aranguren era oriunda de la localidad bonaerense de Pilar, era dibujante, hacía acrobacia, había trabajado en un bar del barrio porteño de Palermo y era bartender.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: