Brasil busca a golpistas bolsonaristas que huyeron a Argentina tras victoria de Javier Milei

Se trata de decenas de partidarios de Jair Bolsonaro acusados de de vandalismo e insurrección por su papel en los disturbios en enero del 2024.

Brasil le pidió a la Argentina información sobre decenas de partidarios del expresidente Jair Bolsonaro que buscaron refugio en el país para evitar consecuencias legales por haber participado los disturbios en el Palacio de Planalto en Brasilia en enero del 2023 en lo que fue catalogado como un intento de golpe de Estado. La solicitud fue presentada el lunes pasado por funcionarios policiales brasileños que adelantaron que la solicitud presentada es precursora de posibles pedidos de extradición.

El 8 de enero de 2023, una semana después de que el presidente Luiz Inácio Lula da Silva asumió su tarcer mandato, miles de manifestantes bolsonaristas irrumpieron en el Congreso brasileño, el Tribunal Supremo y el palacio presidencial en una jornada en la que se especulaba con un golpe militar para anular la elección de Lula.

Funcionarios de la Policía Federal afirmaron que creen que entre 50 y 100 partidarios de Bolsonaro acusados de vandalismo e insurrección por su papel en los disturbios habían huido a Argentina después de que el derechista Javier Milei asumió el cargo en diciembre.

Ante esa situación, Brasil solicitó a la policía argentina que identifique su paradero y su situación en el país antes de decidir si solicita las extradiciones. Los fugitivos tenían restricciones de movimiento por orden judicial y algunos llevaban tobilleras electrónicas.

"La cooperación policial determinará cuántos son. Basándonos en la información que tenemos hasta ahora, estimamos que entre 50 y 100 de ellos están en Argentina", dijo el martes a la prensa el director general de la Policía Federal, Andrei Rodrigues.

La policía federal de Brasil comenzó a investigar el caso después de que legisladores de derecha, incluido el hijo de Bolsonaro, Eduardo, visitaron Buenos Aires el mes pasado y pidieron públicamente al Gobierno argentino que tratara a los fugitivos como "exiliados políticos".

La policía brasileña dijo que creía que la mayoría de los seguidores de Bolsonaro desaparecidos han solicitado asilo político.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: