5 de mayo 2022 - 18:04

Antes de morir, envío una foto de su asesino: su familia lo encontró y lo linchó

Karina Blanco llegó a avisar que un extraño la seguía. Horas después su cuerpo fue hallado sin vida en un río de Cáchira.

"Me están siguiendo", ese fue el último mensaje que le envió a una amiga por WhatsApp Karina Blanco. Incluso llegó a adjuntar una imagen. Horas después su cuerpo apareció en el río de Cáchira, al norte de Santander. Su familia y algunos miembros de la comunidad encontraron al sospechoso y lo lincharon hasta quitarle la vida.

El caso causó conmoción en Colombia. La adolescente de 16 años había salido de su casa el martes a la mañana, como todos los días, para ir a la escuela San Francisco de Asis en Barrio Nuevo. Sin embargo nunca llegó. En un tramo del sendero, rodeado de abundante vegetación, fue atacada, violada y asesinada.

Embed

La tía de la joven, en diálogo con Radio de Colombia, contó que la menor le había comentado a una de sus conocidas que un hombre extraño la seguía. Seis horas después la Policía la halló muerta, con aparentes signos de violencia física y múltiples heridas con un arma cortopunzante en el pecho y el cuello.

El coronel Carlos Martínez, comandante de la Policía en Norte de Santander, informó que el presunto agresor fue capturado, pero fue atacado con piedras y armas blancas por una turba mientras era llevado la estación de policía.

Ni la presencia del alcalde de Cáchira y de miembros de la Personería municipal apaciguó la indignación y la rabia de quienes decidieron hacer justicia por mano propia.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: