La receta definitiva de churros caseros para hacer en el verano y disfrutar con amigos

Perfectos para disfrutar en cualquier temporada, son ideales para preparar en casa y disfrutar durante la merienda.

Una receta tradicional en la gastronomía argentina y uno de los acompañamientos más queridos para el mate son los churros. Este clásico veraniego puede ser preparado en casa en cinco sencillos pasos y sin incurrir en gastos adicionales.

Además de deleitar a amigos y familiares durante la merienda, estos churros son perfectos para llevar a eventos escolares o para celebrar días patrios. Estos se pueden realizar sin contar con conocimientos gastronómicos.

Los churros pueden disfrutarse tanto simples como rellenos, adaptándose a diversos gustos. Aunque el dulce de leche es el relleno clásico por excelencia, también se puede optar por crema pastelera, pasta de avellanas y otras opciones típicas argentinas.

Churros
Una receta tradicional en la gastronomía argentina y uno de los acompañamientos más queridos para el mate son los churros.

Una receta tradicional en la gastronomía argentina y uno de los acompañamientos más queridos para el mate son los churros.

Cómo hacer churros caseros de manera sencilla

Ingredientes

  • 250 cc agua
  • 250 cc leche
  • 350 gr harina 0000
  • 1 pizca sal

Preparación

Para preparar unos deliciosos churros caseros, se comienza por calentar el agua junto con la leche y una pizca de sal en una olla a fuego medio. Una vez que la mezcla empiece a hervir, se retira del fuego y se agrega la harina de una vez.

Inmediatamente, se procede a batir la masa hasta que se forme una bola homogénea y sin grumos. Este paso es crucial para evitar que los churros queden crudos por dentro.

Churros
Además de deleitar a amigos y familiares durante la merienda, estos churros son perfectos para llevar a eventos escolares o para celebrar días patrios.

Además de deleitar a amigos y familiares durante la merienda, estos churros son perfectos para llevar a eventos escolares o para celebrar días patrios.

Luego, se vuelca la masa sobre una superficie plana y se amasa durante unos minutos para eliminar cualquier aire atrapado en la masa, lo que ayudará a que los churros no se inflen demasiado durante la cocción.

Para dar forma a los churros, se puede utilizar una churrera o una manga pastelera con una boquilla de estrella. En caso de no disponer de estas herramientas, una bolsa de plástico resistente con una esquina cortada puede ser de ayuda.

A continuación, se calienta abundante aceite en una sartén profunda a fuego medio, procurando que no se caliente demasiado para evitar que los churros se quemen.

Churros
Aunque el dulce de leche es el relleno clásico por excelencia, también se puede optar por crema pastelera, pasta de avellanas y otras opciones típicas argentinas.

Aunque el dulce de leche es el relleno clásico por excelencia, también se puede optar por crema pastelera, pasta de avellanas y otras opciones típicas argentinas.

Los churros se fríen por tandas hasta que estén dorados por todos lados. Después, se escurren sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y se sirven calientes, espolvoreados con una mezcla de azúcar y canela.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: