Cuáles son los superalimentos que te ayudan a tener una mejor calidad de vida y son ideales para cualquier dieta

Los alimentos de los que se habla son los probióticos y prebióticos pero, ¿en donde se encuentran?

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud asegura que a la alimentación debemos acompañarla con actividad física para tener una mejor calidad de vida.

Qué tipos de superalimentos se deben consumir para tener una optima calidad de vida

Si lo que se busca es contrarrestar la inflamación y regular la flora intestinal lo mejor es optar por alimentos ecológicos, naturales y nutritivos. Especialistas sostienen que puede ser la mejor medicina para mejorar algunos problemas crónicos comunes, como colon irritable o distensión abdominal.

En una enfermedad crónica, es importante regular la flora intestinal por su relación con las defensas. La también llamada microbiota posee un papel inmunomodulador que debe considerarse en el tratamiento de cualquier enfermedad crónica. Las alteraciones en la microbiota pueden generar un síndrome de permeabilidad aumentada a nivel intestinal que permite la entrada de sustancias tóxicas en el cuerpo, generando reacciones cruzadas.

También se ha relacionado la composición de la flora individual con lo propenso que puede ser una persona a desarrollar enfermedades como la obesidad, las alergias o el autismo.

Para lograr un equilibrio bacteriano se debe consumir alimentos prebióticos y probióticos a diario, pero ¿Cuáles son?

Los alimentos probióticos son aquellos que contienen fermentos vivos, como el yogur, el kéfir, el chucrut o el miso. De todos modos, no se descarta el consumo de un suplemento probiótico (con mayor cantidad de cepas de bacterias beneficiosas que los alimentos), especialmente tras un tratamiento con antibióticos.

Mientras que, los alimentos prebióticos son los que contienen fibras que alimentan a las bacterias beneficiosas. En la base de la dieta tiene que haber vegetales, granos enteros, semillas y legumbres. Ante un exceso de permeabilidad intestinal, los suplementos de L-glutamina ayudan a regenerarla nutriendo a los enterocitos (células del intestino) y fortaleciendo sus uniones intercelulares.

De todos modos, siempre se recomienda realizar actividad física. La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que para estar físicamente apto hay que realizar ejercicio, al menos 75 minutos de actividad intensa o 150 minutos de actividad moderada.

DEJA TU COMENTARIO: