Postergaron la interoperabilidad de los QR para cobrar con tarjeta de crédito

El Banco Central prorrogó la iniciativa hasta el 1° de febrero de 2024. La entidad aclaró que "tiene como objetivo prevenir la existencia de maniobras monopólicas".

En un comunicado, se expuso que la iniciativa que regirá desde el segundo mes del próximo año "tiene como objetivo mejorar la experiencia de las personas usuarias y de los comercios, potenciar la interconexión de los sistemas de pagos y prevenir la existencia de maniobras monopólicas".

La entidad presidida por Miguel Ángel Pesce destacó el alza de la utilización de billeteras digitales para realizar pagos con transferencia. "Bajo el programa Transferencias 3.0, y gracias al trabajo conjunto del BCRA y todo el ecosistema de pagos, desde 2022 hubo un crecimiento exponencial en el uso de las billeteras digitales para hacer pagos con transferencia (PCT)", marcó.

En tal sentido, incluso se subrayó que "actualmente, los PCT superan a los pagos efectuados con tarjeta de débito y crédito; esto en gran medida obedece a su interoperabilidad: las personas usuarias con cualquier billetera registrada en el BCRA puedan leer cualquier QR, siempre y cuando quieran pagar con el dinero que tienen en su cuenta".

"Esa interoperabilidad, sin embargo, no se cumple en los pagos con tarjeta de crédito que se hacen desde las billeteras. Esto produce confusión y malas experiencias de pago tanto para los clientes como para los comercios, obligando a las personas a pagar con una billetera que sea de la misma marca que el QR que muestra el comercio", advirtieron en este marco.

Los ajustes a los códigos QR

En otro fragmento del comunicado, se detalló la medida para alcanzar la resolución. "Para resolver esa situación, y como un paso más hacia la interoperabilidad total en los pagos desde las billeteras digitales, el BCRA dispuso en la Comunicación A 7769 que los pagos con tarjeta de crédito a través de códigos QR también sean interoperables", se señaló.

También se nombró unos ajustes a los QR. "En virtud de esa disposición, en los últimos cinco meses todo el ecosistema estuvo trabajando en los ajustes necesarios a los códigos QR para lograr esa interoperabilidad en tarjetas de crédito", se manifestó.

En esta línea, se explicó que "esta disposición establece que los comercios que exhiban un código QR para cobrar con tarjetas de crédito deberán aceptar que los clientes puedan realizar los pagos con cualquier billetera digital interoperable (bancaria o de proveedor de servicios de pago), independientemente de la marca del QR".

"Esta mayor interoperabilidad, así como la adopción de las transferencias inmediatas pull, son parte de los esfuerzos del BCRA para mejorar y ampliar los pagos electrónicos, para lo cual es una condición necesaria que los proveedores de esos servicios compitan lealmente al ofrecer a los comercios y clientes que atienden instrumentos de cobro y pago", se concluyó en el comunicado de la entidad.

Quienes utilicen Debin para fondear cuentas vinculadas podrán continuar haciéndolo hasta marzo de 2024

Las autoridades del Banco Central también determinaron que "las personas que usan el Debin recurrente para fondear cuentas propias de proveedores de servicios de pago, y están familiarizadas con el producto, tendrán tiempo hasta el 1º de marzo de 2024 para realizar la migración a transferencia inmediata pull (TIP)".

Además, sobre el primer mes del próximo año, se marcó en un comunicado que "los nuevos usuarios, en cambio, a partir del 1º de enero de 2024, deberán vincular las cuentas a través de transferencia inmediata pull".

En tanto, acerca del objetivo, se describió que "la medida busca que los clientes de las billeteras (bancarias y no bancarias) acostumbrados a usar DEBIN recurrente para ingresar fondos, cuenten con un mayor plazo para familiarizarse con el nuevo instrumento y puedan completar la migración de una forma que no afecte su experiencia".

Luego, se explicó en qué consisten las transferencias inmediatas pull. "Son solicitudes o pedidos de fondos que permiten, mediante el débito de la cuenta —a la vista o de pago— del cliente receptor de la solicitud y previa autorización o consentimiento, la acreditación inmediata de fondos en la cuenta del cliente solicitante. En esta primera etapa están sólo habilitadas entre cuentas de un mismo titular, y en muchas billeteras son identificadas como 'ingreso de dinero' o 'ingreso de fondos'", se describió.

"El titular de la cuenta originaria de los fondos tiene que validar por única vez sus credenciales y retiene la potestad de anular la vinculación, brindando mayor seguridad sobre su cuenta. El movimiento de los fondos es directo de una cuenta a otra, sin pasar por terceros actores", se continuó.

También se explicó la creación del Debin: "Fue creado con el fin de que una persona jurídica pueda cobrarle a una persona humana un servicio que le brinda en forma habitual, no para que se fondearan cuentas propias, y se diseñó para mejorar la experiencia de cobro en lo que se conoce como 'débito automático'. No obstante, algunos proveedores de servicios de pago lo usaban para que sus clientes fondearan sus cuentas trayendo dinero de sus cuentas bancarias, pero inhibiendo la operación inversa".

"Cuando se usa DEBIN para fondear una cuenta, los fondos van de la cuenta originaria a la del intermediario y de ahí a la cuenta de destino", se concluyó.

DEJA TU COMENTARIO: