Los depósitos y préstamos bancarios cayeron casi un 40% en términos reales

En términos reales, los depósitos en pesos cayeron un 39% en los últimos 12 meses mientras que los préstamos tuvieron una caída del 37,5%.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) informó este martes que en marzo hubo una caída cercana al 40% en los depósitos en pesos y los préstamos locales en comparación con el mismo período del año anterior.

Según los datos del BCRA, los depósitos totales en pesos del sector privado aumentaron un 7,9% respecto al mes anterior. Sin embargo, ajustando este crecimiento a una estimación de inflación cercana al 12%, como sugieren diversas consultoras, se evidencia una caída mensual del 3,6% en términos reales.

Esta tendencia negativa se mantuvo durante ocho meses consecutivos, acumulando en los últimos doce meses un declive del 39% en términos reales. Esto se debe a la estrategia oficial de reducir la cantidad de pesos en circulación en preparación para una eventual apertura del control de cambios.

Con el objetivo de minimizar el pasivo remunerado del Banco Central, vinculado principalmente a los depósitos de los argentinos, especialmente los plazos fijos de individuos y empresas, se llevó a cabo un ciclo de reducción de tasas de interés, incluso alcanzando niveles negativos, con el fin de mitigar el poder adquisitivo del dinero en un contexto de inflación elevada.

Préstamos

Los préstamos en pesos cayeron por quinto mes consecutivo, afectando todas las categorías. En comparación con febrero, la disminución fue del 5,9% ajustado por inflación, y en términos interanuales, alcanzó el 37,5%.

En lo que respecta a las empresas, tanto para el descuento de documentos como para los adelantos, la reducción fue del 4,1% mensual en términos reales. Estos préstamos acumulan una disminución del 31,5% en comparación con el año anterior.

Sin embargo, la caída fue aún más pronunciada en el financiamiento al consumo, con una disminución del 6,4% ajustado por inflación. Esto ocurre en un contexto de significativa erosión del poder adquisitivo de los ingresos, y la caída interanual se aceleró hasta el 39,3%. Durante marzo, las transacciones con tarjetas de crédito disminuyeron un 7,7% en términos reales, mientras que los préstamos personales descendieron un 3,1%.

Asimismo, se registraron fuertes retrocesos en los créditos hipotecarios (11,1% mensual en términos reales) y los prendarios (4,9%). En conjunto, los préstamos respaldados con garantía real se desplomaron un 53,2% interanual.

DEJA TU COMENTARIO: