Inflación: según las consultoras privadas, en febrero rondará el 15%

Las proyecciones indican una nueva desaceleración en el nivel de precios, pero aún se ubica en los dos dígitos. El INDEC dará a conocer el dato oficial el 12 de este mes.

Según las estimaciones realizadas por consultoras privadas, el aumento del índice de precios de febrero podría ubicarse entre el 15% y el 18%. Dicha variación mostraría una desaceleración de hasta 10 puntos porcentuales respecto a diciembre (25,5%) y confirmarían el sendero a la baja esperado por el Gobierno, pero todavía en altos niveles.

Si bien el ritmo de precios parece moderarse un poco más rápido de lo esperado, los valores de IPC estimados continúan siendo elevados para los ya golpeados bolsillos de los argentinos, que deben recalcular sus gastos frente al “sinceramiento de los precios relativos” en la mayoría de los rubros de la economía.

Esta tendencia a la baja es impulsada, en parte, por la falta de una política de recomposición de ingresos. De acuerdo con un informe del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA), el salario real promedio registrado perdió el 21,3% de la capacidad de compra en el período comprendido entre noviembre de 2023 y enero de este año.

“La presión sobre al aumento de servicios por sinceramiento de precios y eliminación de subsidios genera menor disponibilidad del ingreso para la adquisición de bienes por parte de las familias argentinas. Hay servicios cómo prepagas, telefonía, transporte, alquileres que son más inflexibles a su ajuste o baja, por lo cual terminarán limitando el excedente de ingreso para la adquisición de otros bienes”, advirtió Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, a comienzos de este mes.

Por su parte, Lautaro Moschet, economista de la Fundación Libertad y Progreso, sostuvo que “se están generando las condiciones para pensar en un país con baja inflación en el mediano plazo. Una vez que se estabilice la macroeconomía, no solo los salarios podrán recuperarse de la caída abrupta de los últimos años, sino que también aumentarán en términos reales”.

Para febrero, los relevamientos privados coinciden que la inflación estuvo marcada en gran medida por la suba de los precios de los alimentos, pero también se vio afectada por los aumentos en las facturas de energía eléctrica, combustibles, prepagas y tarifas de transporte.

En esta línea, el director de la consultora C&T, Camilo Tiscornia, estimó que la variación de precios del segundo mes del año será del 14%, aunque remarcó que "es un factor clave el tema de los servicios públicos que todavía no queda claro y puede mover la aguja".

Florencia Iragui, economista de LCG, explicó que es posible que el aumento del 11,5% en los alimentos, sumado al incremento de rubros regulados, ubique la variación del IPC general en torno al 17%, y agregó que “la suba en combustibles podría impactar en rubros como el de los alimentos, e influir, así, en los resultados finales del mes”.

Por su lado, EcoGo observó en su último registro que la dinámica del sector alimenticio marcó un alza de 2,8%, y que, de mantenerse así, cerraría el mes en 14,6%. De esta forma, el nivel de precios se ubicaría en 15,9%, explicó Rocío Bisang, economista de la entidad.

Por su parte, para Analytica “la desaceleración en alimentos persiste, pero se proyecta una inflación general todavía cercana al 16%”, aseguraron los especialistas.

En esta línea, las estimaciones de la consultora Libertad y Progreso (LyP) indicaron que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del segundo mes del año se posicionó en 16,8%, desacelerándose 3,8 puntos porcentuales respecto a la medición oficial de enero (20,6%). De esta manera, en el primer bimestre del año el IPC acumula una suba de 40,9%, mientras que la variación interanual alcanza el 288,0%, llegando a su valor más alto desde marzo de 1991.

Valentín Gutiérrez, analista de LyP, señaló que “si bien los índices de precios seguirán arrojando subas significativas en febrero y marzo, estrictamente la inflación, entendida como el proceso de pérdida de valor de nuestra moneda, se está mitigando”.

Inflacion FEB24 (LyP).jpg

De acuerdo con el análisis, la primera semana de febrero presentó una variación sustancialmente alta, debido a la actualización de tarifas de transporte público del AMBA. A partir de la segunda semana del mes, los datos sufrieron variaciones en el rango del 2% y 3% semanal.

¿Qué sucedió con los alimentos en febrero?

La consultora Focus Market, liderada por Damián Di Pace, realizó un análisis sobre la variación de precios en los productos de consumo masivo.

En el top 10 de los bienes que más aumentaron en febrero 2024 se encuentran:

  • Detergente para ropa: +46,6%;
  • Arroz +46,4%;
  • Desinfectantes +40,4%;
  • Cremas dentales +34,4%;
  • Caldos +31,7%;
  • Pañales +29,5%;
  • Pre Mezclas +25,4%;
  • Jabón de tocador +24,5%;
  • Snacks +18,1%.
Inflacion FEB24 (Focus Market).jpg

Las categorías de Cuidado Personal y Limpieza experimentaron una baja contundente en febrero al 5,8% y 7,1% mensual respectivamente, luego de aumentos del 40% en enero. A su vez, alimentos subió 7,9 % en promedio y bebidas se incrementó al 13,4 % siendo la categoría de la familia de productos de consumo masivo con mayor variación de precios mensual.

“La caída del consumo masivo en este mes fue de casi el 23%. Luego de los fuertes incrementos acumulados entre diciembre 2023 y enero 2024, las listas de precio hacia canal minorista vinieron con una novedad de descuentos para convertir el stock y excedentes en mejor flujo de ventas", puntualizó Di Pace.

Por su parte, del análisis de EcoGo se desprende que la dinámica de aumentos de los alimentos parece haber vuelto a la “normalidad” luego del salto devaluatorio de diciembre, que llevó a registros semanales superiores al 10%. En febrero, los aumentos rondaron el 3% semanal, mostrando una leve desaceleración respecto a enero. Así, en el mes, los alimentos y bebidas registraron una suba de 13,9%, según las proyecciones.

El ministro de Economía, Luis Caputo, adelantó que el segundo mes del 2024 marcará un nuevo descenso en el IPC y estimó que "se ubicará más cerca de 10% que de 20%", lo que daría la idea de una contundente tendencia bajista.

Si bien el bolsillo de los argentinos ya lo está percibiendo, para conocer el dato oficial habrá que esperar hasta el 12 de marzo, fecha en la que el INDEC difundirá el nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC).

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: