Revelan cómo fue el momento en que Di María se enteró de la amenaza a su familia en Rosario

El campeón del mundo estaba en la concentración del de la Selección argentina durante la gira de amistosos por los Estados Unidos. “Nosotros no tiramos papelitos. Plomo y muertos tiramos”, fue el escrito que dejaron en la puerta de su casa en Funes.

Decile a tu hijo Ángel que a Rosario no vuelva más porque si no le cagamos matando un familiar. Ni Pullaro (Gobernador de Santa Fe) te va a salvar. Nosotros no tiramos papelitos. Plomo y muertos tiramos”, fue la amenaza que dejaron en la entrada de su casa en el barrio privado de Funes.

A dos semanas de aquel triste episodio, el mediocampista Leandro Paredes, que compartió la habitación con el futbolista del Benfica reveló cómo tomó la noticia el rosarino sobre el mensaje que dejaron. “Estaba muy asustado, casi llorando. Estaba con el teléfono”, reveló en diálogo con TyC Sports.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/TyCSports/status/1777771235943887042&partner=&hide_thread=false

La verdad es que nos pone triste porque él estaba muy ilusionado con volver, su familia también. Es un sueño que él tiene poder volver a Central, pero bueno, por cómo están las cosas en el país y por lo que pasó, seguramente sea un poco más complicado”, reveló el actual futbolista de Roma.

En ese contexto, Paredes hizo un análisis del presente del país y aseguró que “duele que estén pasando estas cosas porque creo que es uno de los que más merece volver a su club, volver a jugar donde fue muy feliz y donde quiere terminar su carrera”.

Respecto a cómo fue el momento en que Di María recibió la noticia, el exBoca explicó: “Empezó a sonar su teléfono a las siete y media u ocho de la mañana; no vi quién era y me volví a dormir. A la media hora me desperté y él estaba sentado ahí en la cama, estaba llorando, medio triste, así que me levanté todo cagado porque no sabía qué había pasado”.

Amenaza a Di María: liberaron al chofer que fue demorado junto con los sospechosos

La Justicia de Santa Fe liberó al chofer de una aplicación que había sido demorado junto con otros dos sospechosos que son miembros de una banda narco de la periferia de Rosario, que están involucrados por haber amenazado a la familia del futbolista de la Selección argentina, Ángel Di María.

La detención se llevó a cabo el miércoles a la mañana en Moreno, entre San Luis y Rioja. Esto se debe a un fuerte operativo de vigilancia que se realizó desde el martes por el fiscal Pablo Sosa. Todo parecía indicar que estaban escondidos en un departamento de alquiler temporario.

Fue entonces que Belén Gutiérrez y Pablo Ezequiel Acotto fueron detenidos mientras estaban por subir a una camioneta que los pasó a buscar a las 5AM el miércoles. Y el conductor del vehículo era Gabriel P, un chofer de app que quedó en el medio.

El medio local Rosario3 confirma que fue liberado el jueves porque se confirmó que no se trataba de un cómplice, pero dejaron su celular confiscado.

DEJA TU COMENTARIO: