El partido de Lionel Messi contra Ecuador: entró en el segundo tiempo, fue ovacionado y se enojó con un compañero

El 10 arrancó en el banco de suplentes, ingresó en el complemento y se mostró muy activo. Además, un hincha se metió en el campo de juego para poder saludarlo.

Lionel Messi jugó 35 minutos en el triunfo (1-0) de la Selección argentina sobre Ecuador en Chicago, en el primer amistoso disputado en Estados Unidos antes del inicio de la Copa América 2024. Entró en el segundo tiempo, revolucionó a los espectadores y hasta manifestó una crítica a un compañero.

La Pulga comenzó en el banco de suplentes, ya que el entrenador Lionel Scaloni decidió administrar sus minutos en cancha frente a la Tricolor y contra Guatemala (el viernes en Washington) para que llegue de manera óptima al debut ante Canadá, el jueves 20. El DT es consciente de la importancia de que esté en el mejor estado para buscar el bicampeonato continental.

A los 10' del complemento, el jugador de Inter Miami ingresó en lugar de Ángel Di María, autor de un golazo. En ese momento, recibió la cinta de capitán de manos de Fideo y también hubo una gran ovación de las 40 mil personas presentes en el estadio Soldier Field. En cada paso que dio, ya sea para enviar un tiro de esquina o ejecutar un tiro libre, recibió el afecto de la gente.

El rosarino, que cumplirá 37 años el lunes 24, se mostró muy activo en el juego. Se ubicó detrás de Julián Álvarez en un esquema 4-4-2 y buscó generar juego y desequilibro en los encuentros con Rodrigo De Paul, Enzo Fernández, Gio Lo Celso y Leandro Paredes.

Durante el período que estuvo en el campo de juego, nunca se relajó. Al contrario, intentó marcar diferencias. Dentro de esa búsqueda, expuso su fastidio en una jugada con Nicolás González, quien quedó cara a cara con el arquero Hernán Galíndez y prefirió definir antes de darle un pase. Más allá del enojo temporal, Messi terminó con una sonrisa porque sumó minutos de cara al torneo.

La camiseta de Lionel Messi se la llevó la joya de Ecuador

La escena se repite en todos los partidos de la Selección argentina: una vez que culmina el juego, los rivales van en busca de la camiseta número 10 de Lionel Messi. En el encuentro con Ecuador ocurrió lo mismo y el afortunado fue el juvenil Kendry Páez, que tiene 17 años y es la gran promesa del fútbol ecuatoriano.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://x.com/TyCSports/status/1799974789198872692&partner=&hide_thread=false

DEJA TU COMENTARIO: