Brasil-Argentina: el presidente de la FIFA repudió los incidentes y criticó a la Policía

“Sin excepción, todos los jugadores, simpatizantes, personal y directivos tienen que sentirse seguros y protegidos para poder jugar y disfrutar del fútbol”, manifestó Gianni Infantino.

El titular de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, repudió la represión de la policía brasileña ocurridos el martes por la noche en el estadio Maracaná durante el partido entre Brasil y Argentina por las Eliminatorias Sudamericanas de cara al Mundial 2026.

A través de un comunicado, Infantino rechazó el accionar de la policía brasileña al expresar que “sin excepción, todos los jugadores, simpatizantes, personal y directivos tienen que sentirse seguros y protegidos para poder jugar y disfrutar del fútbol”.

En el primer párrafo del texto, Infantino señaló que “la violencia en el fútbol es totalmente inaceptable, tanto dentro como fuera del campo de juego”.

infantino sobre rusia

“Este tipo de sucesos, como los ocurridos durante el partido de clasificación para la Copa del Mundo de la FIFA entre Brasil y Argentina en el estadio Maracaná, son inaceptables en nuestro deporte y en nuestra sociedad”, concluyó el dirigente.

Respecto de la posibilidad de que FIFA inicie una investigación de los incidentes, el periodismo especializado explicó que la entidad madre del fútbol primero debe recibir el informe de lo sucedido y ahí podría resolver abrir un expediente, pedir imágenes y testimonios, para luego resolver.

La represión en el Maracaná

Los incidentes en el Maracaná comenzaron una hora antes del horario previsto para el comienzo del encuentro, cuando hinchas locales quisieron robarle una bandera a los hinchas argentinos, pero recrudecieron con más violencia cuando intervino la policía brasileña que atacó duramente al pacífico grupo de argentinos entre los que se encontraban mujeres y niños.

El árbitro chileno Piero Maza estaba a punto de dar por comenzado el encuentro, pero entonces fue advertido por el capitán argentino, Lionel Messi, sobre lo que estaba sucediendo en una de las cabeceras del estadio.

No se quedó con eso el capitán argentino, sino que encabezó el traslado de sus compañeros, titulares y suplentes, hasta la zona del conflicto, con el objetivo de proteger a los hinchas propios.

dibu maracana

Allí los jugadores se acercaron lo máximo posible a sus hinchas y se enfrentaron con la policía local, siendo el que llevó la batuta en estas acciones el arquero Emiliano Martínez, quien paró un "bastonazo" con sus propias manos luego de saltar la valla que separaba a los aficionados del campo de juego.

Las discusiones se extendieron por más de 10 minutos, al cabo de los cuales a Messi se lo vio decir "nos vamos", y todos acataron su orden y se metieron en los vestuarios, en una muestra de protesta por la represión policial que puso en vilo la realización del encuentro.

Recién después de muchos conciliábulos y la confirmación que llegó al vestuario de que los problemas con los hinchas argentinos se habían calmado, algo que informaron las autoridades de la Conmebol que tomaron cartas en el asunto, el capitán Messi les indicó a sus compañeros que era hora de volver al campo para jugar el partido.

DEJA TU COMENTARIO: