El retorno de la Siambretta: cómo es la versión eléctrica de un clásico nacional

El modelo volvió a fabricarse en Buenos Aires para salir al mercado de la movilidad urbana. Detalles y equipamiento de un scooter que se cruza con la nostalgia.

"Sociedad Industrial de Amasadoras Mecánicas". Para todos, SIAM. O SIAM Di Tella. La sigla tiene una asociación directa con la industria nacional, y acaso con los recuerdos familiares de otros tiempos. En especial por tres productos emblema de la empresa creada por Torctuato Di Tella en 1911 y que llegó a ser una de las principales compañías industriales de la región: la heladera, el auto y la moto.

Esta última, también conocida como la Siambretta, fue un modelo popular que nació a mediados de los cincuenta, bajo el gobierno de Juan Perón, y que se discontinuó a finales de la década siguiente, pero que en ese breve lapso dejó una marca en la memoria. Un modelo nacional, que se expandió rápidamente en momentos de auge del consumo y que aún se recuerda por su simpático diseño.



siambretta.jpg
Una Siambretta 150 (Gentileza El Siambrettista)

Una Siambretta 150 (Gentileza El Siambrettista)

Ahora, la Siambretta volvió. Pero, a tono con los tiempos, tiene propulsión eléctrica. SIAM es ahora parte de Newsan, tras una inversión de u$s35 millones para quedarse con la marca y la vieja planta de Avellaneda, la misma que funcionaba a todo vapor a mediados del siglo pasado y donde hoy se ensambla la SIAM N4, el scooter que llegó para continuar el legado. Para retornar al negocio de las motos, el desembolso fue de u$s 2 millones.

“Desde que lanzamos la unidad de negocios de movilidad, nuestro objetivo fue claro: acompañar los cambios de hábito en materia de transporte, garantizando un entorno más limpio y sustentable. Es por ello que continuamos apostando por nuevas formas de movilidad urbana, ser un jugador relevante en el mercado de motos de combustión y posicionarnos como líderes en el segmento eléctrico”, afirmó Luis Galli, CEO y Presidente de Newsan, grupo que tiene bases en Tierra del Fuego y abarca en su cartera desde productos electrónicos hasta pesqueros.

El N4 posee un motor fabricado por YADEA. Su potencia es de 1800w, tiene 60 volts y desarrolla una velocidad máxima de 45 km/h. La transmisión es automática y tiene dos modos de conducción. Uno para bajas velocidades (hasta 25 km/h) y el segundo le permite llegar hasta el máximo, que apunta a las ciudades antes que a rutas o autopistas.

siam 2.jpg

Por su parte, la batería es de litio, con un mejor rendimiento y más ciclos de carga que las baterías habituales. El tiempo de carga es de 6 a 8 horas y la autonomía de 60 kms. Además, es extraíble, por lo que se puede cargar en un hogar, oficina o directamente desde el scooter. El cargador viene incluido con el N4.

Además, su iluminación es 100% LED, cuenta con tablero digital, alarma de fábrica con control remoto y frenos de disco, neumáticos de 12 pulgadas, entre otras características.

Entre los detalles a destacar aparecen las asas traseras y los apoya pies realizados en aleación para mejorar el agarre, el gancho portaobjetos o el puerto USB para cargar dispositivos. También cuenta con baulera bajo el asiento, con terminaciones finales de calidad.

siam 3.jpg

Por supuesto, el scooter SIAM N4 apunta a la movilidad urbana, por velocidad y autonomía. Y, en ese sentido, las medidas son compactas: un largo de 1,74 m, ancho de 0,68 m, altura de 1,1 m. La distancia al suelo es mínima, apenas 17 centímetros y pesa unos 80 kilos.

Entre las ventajas de su propulsión eléctrica, sobresale que el costo por km recorrido es mucho menor comparado con los vehículos de combustión, según indican en Newsan. Además, el mantenimiento es mínimo, ya que no posee filtros de aceite, de aire ni bujías, entre otros consumibles que sí están presentes en vehículos de combustión.

El precio de lista: $440.000.

DEJA TU COMENTARIO: