Automotrices piden un marco regulatorio para el arribo de eléctricos

Directivos de Ford, General Motors y Renault pidieron acelerar redes de cargas, beneficios impositivos, desarrolo de energías limpias y condiciones para la producción local.

Las terminales automotrices pidieron que el país avance en un marco regulatorio que genere las condiciones para el arribo de vehículos eléctricos.

Directivos de tres marcas de autos con fábrica en el país, como General Motors (GM), Ford y Renault, participaron este jueves en el ciclo Ámbito Debate que tuvo como disparador la Nueva Movilidad. Allí, pidieron celeridad en establecer redes de carga, beneficios impositivos y foco en la generación de energías limpias para alcanzar la neutralidad de carbono en línea con los objetivos de sus casas matrices. También apuntan a las condiciones para fabricar eléctricos en el país.



El pedido se da en un contexto en el cual asoma un 2023 con masivos lanzamientos de vehículos electrificados, que hoy ya cuentan con reducciones impositivas para la importación y beneficios en el pago de patentes para los propietarios en numerosos distritos.

En ese marco, Carlos Galmarini, director de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Ford Argentina, señaló: “Nosotros tenemos híbridos desde 2019, y anunciamos tres nuevos modelos electrificados para 2023. Esto seguirá acelerándose en el país, habrá cada vez más posibilidades pero va a distinto ritmo en distintos lugares del mundo”. Tras mencionar que el 50% de los autos nuevos Ford en 2030 serán eléctricos, explicó que en el país “hay un camino por recorrer en infraestructura”. “Hay que trabajar en varios aspectos: generar energías limpias para que sea carbono neutral; desarrollar la red de distribución de esa energía porque habrá más consumo eléctrico; generar la red de estaciones de carga de eléctricos; lograr que los clientes lo adopten y fomentarlo. Por último, generar las condiciones para fabricarlos localmente”.

Por su parte, Federico Ovejero, vicepresidente de GM Argentina, mencionó que la compañía en Estados Unidos planea instalar 150 mil cargadores, con una inversión de u$s750 millones con distintas empresas, para cubrir 34 estados. “En Argentina hay un desafío, hay empresas que están empezando, pero nos parece que tiene que haber un marco de regulación de avanzada. Desde ADEFA estamos trabajando en el Plan 2030 con toda la cadena de valor y con el Gobierno. Y uno de los puntos es la electromovilidad”, dijo Ovjero. Asimismo, agregó: “Tenemos un proyecto de ley que se está trabajando con el resto de la cadena para incentivar la adopción masiva de vehículos eléctricos”, y coincidió con en la importancia de “la generación de energía, de qué fuente, quién la puede vender”.

Tras pedir que se sumen a la mesa empresas de energía y petroleras, expresó que “Argentina tiene que tener una legislación de avanzada, países como Brasil tiene más demanda, pero Argentina puede ser líder desde la regulación y eso es un atractivo”. Por último, el directivo de GM destacó el potencial del país para generar energías limpias, así como las reservas de litio. “En el país se puede abastecer de litio, pero también fabricar baterías y vehículos eléctricos”, dijo, y concluyó: “El futuro será eléctrico, conectado y autónomo. Es cuestión de tiempo… qué tan rápido suceda irá de la mano de los costos y de un marco regulatorio que permita mayor afluencia”.

En tanto, Marcelo De Carlo, director de Marketing de Renault Argentina, sostuvo que “todo lo que tiene que ver con el desarrollo de energías alternativas es un trabajo conjunto entre los gobiernos y las marcas”. “Esa comunión tiene que confluir en un plan de trabajo, en infraestructura, en la generación de energía, en un plan de movilidad más eficiente en todo sentido: la cantidad de energía que se consume y el tipo de propulsión es un trabajo a largo plazo”, añadió. “Los puntos de recarga, la generación y distribución de energía son un trabajo pesado. El desarrollo de energías que acompañen plataformas futuras tienen que ir hermandas”, afirmó De Carlo, quien también pidió un trabajo conjunto con el resto de los países de la región. “Somos un mercado integrado a Brasil y a Latinoamérica, por eso una política conjunta Latam o Mercosur para esa evolución es también muy importante”, cerró el directivo de Renault.

DEJA TU COMENTARIO: