Villa Urquiza: clausuraron un local que vendía ilegalmente armas y municiones

La Policía de la Ciudad recibió una denuncia anónima sobre la actividad ilegal en las redes sociales. Las armas encontradas no tenían la documentación y tenían limada su numeración.

Clausuraron un local comercial en Villa Urquiza que tenía como actividad organizar la subasta de armas y municiones, rubro para el que no estaba autorizado, mediante publicaciones en las redes sociales.

La Policía de la Ciudad llegó al lugar ubicado en calle Manuela Pedraza al 5400, en la Ciudad de Buenos Aires, luego de una denuncia sobre la organización de la venta de las piezas ilegales. Las mismas eran adquiridas por personas sin ningún tipo de habilitación de la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC).

Las tareas de ciber patrullaje determinaron que las armas eran presentadas como "juguetes" para disimular, con precios que iban desde $13.000 hasta $50.000, dependiendo del modelo y las características, en una maniobra que efectuaban por lo menos desde el año 2021.

De acuerdo con las fuentes del caso, la metodología que usaron consistía en un sistema de subastas online donde se anunciaban diversos productos con un sueldo base y a partir del cual los compradores podían ofertar. Así, quien se quedaba con el arma era quien ofrecía más dinero.

La actividad era promocionado por redes sociales y las armas eran publicadas como "juguetes"

Armas ilegales secuestradas

La Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 5, a cargo del doctor Miguel Ángel Kessler, autorizó la inspección del local en Villa Urquiza, y encontraron las armas ilegales en el depósito del lugar.

La División Investigaciones de Armas de Fuego y Explosivos Ilícitos, secuestró un revólver calibre 32mm marca Smith & Wesson, un revólver calibre 22mm marca Rubí, un pistolón calibre 16mm, una escopeta calibre 14mm, una carabina calibre 22 marca Diana, una máquina de recarga de municiones, un “peine” de recarga de fusil máuser con tres cartuchos de bala calibre 7.65, doce cartuchos calibre 14mm de escopeta marca Orbea, un cartucho calibre 22mm, un recipiente con perdigones de plomo, 19 tacos para el armado de cartuchos y una bolsa con 200 balines de calibre 4.5mm.

Agentes de la Policía Judicial y la Agencia Gubernamental de Control en el allanamiento y clausura del local

los investigadores relevaron que ninguna de las armas antes mencionadas poseía la documentación correspondiente, e incluso algunas tenían limada la numeración. El fiscal imputó al dueño del local por suministro ilegal de armas de fuego.

Por su parte, el personal de la Agencia Gubernamental de Control procedió a la clausura el negocio por la infracción a la Ley 6.101 del Código de Habilitación de CABA.

DEJA TU COMENTARIO: