Venden los antejos del femicida Ricardo Barreda por internet: la millonaria cifra que piden

El doctor que mató a su esposa, sus hijas y su suegra en La Plata le había regalado los anteojos a una amiga. "Cuando me muera vas a poder venderlos y va a salir guita", le habría dicho a la mujer.

A más de dos años de la muerte del reconocido un odontólogo de La Plata que mató en 1992 en su propia casa a su esposa, su suegra y sus dos hijas, en las últimas horas se volvió a convertir en noticia por la llamativa venta de un objeto icónico del médico.

Hace una semana, se abrió la casa de La Plata en donde se cometieron los femicidios, pero ahora hay una publicación en internet de los clásicos lentes: según una nota que escribió Rodolfo Palacios, autor de una de las biografías de Barreda, en Infobae, los anteojos originales marca Stetson de Barreda están siendo ofrecidos en Mercado Libre por una cifra millonaria.



La venta de los anteojos de Ricardo Barreda en Mercado Libre

Si bien la publicación estuvo online, ya no está disponible. Sin embargo, se supo que se ofrecían los “anteojos pertenecientes al odontólogo Ricardo Barreda. Producto raro e histórico para coleccionistas”, a $25 millones.

El objeto, de marco negro y vidrio con aumento, fueron obsequiados por el mismo odontólogo a una amiga, quien lo fue a visitar durante sus últimos días en la pensión de José C. Paz.

Ricardo Barreda anteojos

“Te los regalo porque cuando me muera vas a poder venderlos y va a salir guita. Es un regalo. Acá están todos locos. Llegaron a vender remeras y tazas con mi nombre”, le habría dicho el femicida a su conocida.

Con el correr de las horas la venta tuvo varios comentarios, algunos en forma de chiste, otros se mostraron interesados en adquirirlos aunque manifiestan que el precio es elevado.

La condena a Ricardo Barreda

El profesional médico asesinó en 1992 a su esposa, Gladys McDonald, a sus dos hijas, Cecilia y Adriana, y a su suegra, Elena Arreche en la casa donde vivían ubicada en la calle 48 entre 11 y 12, La Plata.

El caso se hizo ampliamente mediático y, poco tiempo después, la Justicia lo declaró culpable y lo condenó a prisión perpetua.

En 2016, la pena quedó extinguida y salió en libertad. Tiempo después de su liberación fue alojado en un geriátrico de la ciudad por su estado abandónico y cuatro años después murió.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: