Se reanuda el juicio a Pachelo por el crimen de María Marta García Belsunce

El acusado por el asesinato afrontará dos nuevas audiencias, en las que la Fiscalía presentará más testimonios en su contra.

El juicio a Nicolás Pachelo y a dos vigiladores por el crimen de María Marta García Belsunce, ocurrido el 27 de octubre de 2002, en el country Carmel, seguirá este lunes después de un receso de dos semanas.

La audiencia comenzará a las 11 en los Tribunales de San Isidro, ubicados en Ituzaingó 340, cuando el fiscal Patricio Ferrari y sus colegas Andrés Quintana y Federico González presentarán más testimonios.



Los funcionarios judiciales habían anunciado que restan dos audiencias para terminar de exponer a todos sus testigos, por lo que, de ser así, fueron 30 jornadas sólo para testimonios de la parte acusadora por el crimen de García Belsunce y los robos en los countries que le atribuyen a Pachelo.

Antes del receso, Pedro Apiroz Achával, la última persona que vio con vida a García Belsunce, confirmó que había visto a Pachelo la tarde del crimen trotando en dirección a la vivienda de la víctima, casi al mismo instante en que la socióloga regresaba en bicicleta a su casa tras jugar al tenis con una amiga en ese barrio privado de Pilar.

La declaración de Apiroz Achával

Apiroz Achával declaró el 16 de septiembre, junto a Santiago Asorey y Marco Cristiani, en el marco del tercer juicio por el crimen que tiene como principal acusado a Pachelo.

La semana pasada, la Justicia de Garantías de Tigre le rechazó al acusado el sobreseimiento definitivo en la causa en la que se lo investiga por la muerte de su padre, ocurrida en 1996 y que inicialmente fue considerada como un suicidio.

Los tres hombres brindaron su testimonio ante los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro, y recordaron que ese 27 de octubre de 2002, cuando tenían 14 años, vieron el partido de River y Boca en el Club House de menores de Carmel y que, rápidamente, regresaron a sus hogares ya que los padres de Cristiani iban a llevar a Asorey a la Ciudad de Buenos Aires, donde residían.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: