Reino Unido: mediante una terapia genética lograron recuperar la audición de una bebé que nació sorda

La niña nació con una neuropatía auditiva por un gen defectuoso. Es la primera persona en el mundo a la que se le administró esta intervención que reemplaza el ADN defectuoso que causa su tipo de sordera hereditaria.

Opal Sandy nació sin poder oír nada debido a una neuropatía auditiva, una afección que interrumpe los impulsos nerviosos que viajan desde el oído interno al cerebro y puede ser causada por un gen defectuoso. La terapia, que se administra en forma de infusión en el oído, reemplaza el ADN defectuoso que causa su tipo de sordera, que es hereditaria.

La niña recibió el tratamiento antes de su primer cumpleaños y, seis meses después puede oír sonidos como un susurro y está empezando a hablar, diciendo palabras como "mamá" y "papá". Ahora puede oír casi perfectamente después de una cirugía que duró solo 16 minutos.

La menor forma parte de en un ensayo clínico que se está llevado a cabo en Reino Unido, Estados Unidos y España, y para el que se está reclutando a más niños sordos a los que se les hará un seguimiento durante cinco años.

Fue tratada en el Hospital de Addenbrooke, parte de la fundación NHS de los hospitales de la Universidad de Cambridge, en donde se desarrolló el "ensayo Chord". El profesor Manohar Bance, cirujano de oído e investigador jefe del ensayo, reconoció que los resultados iniciales fueron "mejores de lo que esperaba" y podrían curar a los pacientes con este tipo de sordera.

“Tenemos resultados de (Opal) que son muy espectaculares, muy cercanos a la restauración de la audición normal. Así que esperamos que pueda ser una cura potencial”, concluyó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: