Otro exrugbier que decidió hablar: "Yo sé que no maté a Fernando"

Matías Benicelli, uno de los condenados a perpetua por el crimen de Fernando Báez Sosa, cruzó a Máximo Thomsen y se despegó del asesinato: “no fui parte de un pelotón de fusilamiento para matar a Fernando”, dijo.

Tras la primera entrevista pública del exrugbier Máximo Thomsen, condenado a perpetua por el crimen de Fernando Báez Sosa, otro de los culpables por el asesinato rompió el silencio a través de una carta escrita desde la cárcel. Se trata de Matías Benicelli, uno de los sentenciados a prisión perpetua, quien salió a contestar: “Nunca fui parte parte de un pelotón de fusilamiento que, a patadas, segó la vida de Fernando. Estuve en el lugar y momento equivocado”, sostuvo.

Benicelli, uno de los cinco exrugbiers considerados coautores del crimen junto a Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli y Luciano Pertossi, decidió hacer pública sus declaraciones y cruzó a sus amigos: "No fui uno de los que salían a buscar peleas por Zárate con otros grupos para jactarme de esas supuestas hazañas". Y fue tajante a la hora de calificar su responsabilidad: “Yo no maté a Fernando”, expresó.

En la carta, que fue divulgada a la prensa este martes por su abogado Carlos Attias, Benicelli pidió perdón "de todo corazón en nombre de todos los que causaron su trágica desaparición” . Además, habló de su familia: “tengo una hermana mayor que es preciosa y un hermano menor de 17 años a quienes quiero y extraño cada día, una mamá amorosa y un padre que es mi ejemplo de trabajo, de esfuerzo y de dignidad de vida. Con ellos aprendí el valor de la familia, a creer en Dios y a sostener valores que hoy, más que nunca, me sostienen en la prisión en la que estoy”, se lee al comienzo del texto.

Además, en una expresión que llamó la atención, pidió que Fernando "sea recordado como un mártir" y que "la violencia sea erradicada".

La Cámara de Casación bonaerense ratificó en marzo de este año las condenas a los rugbiers que asesinaron a Fernando Báez Sosa el 18 de enero de 2020 en Villa Gesell. Si bien se corrigió la calificación, las penas fueron las mismas: cinco perpetuas y tres condenados a 15 años (Ayrton Viollaz, Blas Cinalli y Lucas Pertossi). Las condenas ya estaban establecidas desde la sentencia dictada en enero de 2023 por el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores. La confirmación fue un duro golpe para los ocho condenados, ahora en segunda instancia, a los que les queda la opción de ir al tribunal supremo provincial.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: