4 de abril 2022 - 17:27

Mucho más que un cachetazo

Un original análisis sobre el episodio que alteró la entrega de los premios Oscar: el cachetazo de Will Smith a Chris Rock en plena ceremonia. Y cómo puede afectar la imagen pública del actor.

Sin lugar a duda lo que sucedió en la última entrega de los Oscar será algo de lo que hablaremos por muchísimos años. Pero hay algo muy llamativo en este suceso, como en muchos otros, pero las características públicas de este lo hacen más evidente. En ocasiones se escucha decir “bueno, los hechos son los hechos y esa es la verdad”, pero sólo en las redes sociales se leen o se escuchan tantas miradas o apreciaciones del mismo acontecimiento que vale la pena enfrentarlas.

“Es un error, a partir de un grandísimo acto de amor, por encima de él mismo” “Es un acto machista, en respuesta a un chiste machista, toda una escena machista” “Es violencia pura, una demostración de soberbia y creer que puede hacer lo que quiere” “Al fin alguien reacciona contra gente que se cree que puede decir lo que quiere de una mujer burlándose, delante de millones de personas sin tener consecuencias”. Estos son algunos de los comentarios que pude leer en distintas redes y medios, la disidencia es asombrosa.

Hablan de Will Smith como machista, enamorado, violento y justiciero, todo a raíz de un mismo acto y con la misma información. Que el humorista Chris Rock, el cual ya se había referido en burlas al actor y a su esposa, hizo un chiste en vivo en la gala de la entrega de los Oscar con el pelo de su mujer, la cual lo lleva rapado a raíz de su ya conocida alopecia. Will Smith se paró subió al escenario le dio una fuerte cachetada, se bajó y empezó a gritarle que no mencionara más el nombre de su esposa, visiblemente desencajado.

Quizás alguna de las miradas es la de quien lee o se acerca a lo que yo pienso. Pero eso no le da menor valor o hace desaparecer las otras. Por esto, es que lo cito para una efectiva demostración de que un acto público tiene muchas interpretaciones posibles y sus efectos son irrefrenables. En el caso Smith en su mayoría son apreciaciones negativas, más allá de que alguno lo condone impulsado por el fin, este actor se verá afectado por un acto de violencia que realizó frente a los ojos del mundo. La marca Will Smith no podrá escapar a este hecho, incluso en un principio tendrá mucha relevancia, con el tiempo eso disminuirá, pero es una huella que seguirá allí.

Las distintas miradas u observaciones son inherentes al ser humano, somo sujetos con construcciones morales y éticas distintas, con vivencias y pensamientos diferentes, que nos hacen deconstruir un acto de manera diversa. Este es el punto más relevante a tener en cuenta cuando uno realiza un acto en público. No sólo cuando toma la palabra conscientemente, sino al desarrollarse de manera profesional e incluso personal, desde la invasión de las redes sociales ese límite cada vez es más difuso. Siempre hay alguien mirando o, peor, filmando y el efecto que nuestros actos tengan sobre nuestra identidad/marca son incontrolables, hay sobrados ejemplos en donde gente no famosa, ha participado de hechos privados que se han viralizado por diversos motivos y eso ha repercutido en su vida profesional. En los días de hoy es una consecuencia inevitable.

Como bien se dice la construcción de una marca es cuestión de muchísimo tiempo y su destrucción puede suceder de un momento para otro. A pesar de que es una afirmación que antecede a la aparición de las redes, su presencia no sólo lo confirma aún más, sino que también le da más velocidad, pero solo al proceso de destrucción. La identidad corporativa o en términos de persona/profesional, es un conjunto de atributos, historia y valores que el otro lee de uno.

Se comenta que pueden quitarle el Oscar o no invitarlo nunca más a una de las ceremonias, aún no sabemos cual será la respuesta de la Academia al respecto, tampoco que harán los productores y directores de aquí en adelante. Sin dudas habrá un movimiento en su público o fans, es un hecho que marcará la vida del actor. Principalmente porque es una acción cargada de contenido, plausible de interpretaciones diversas. Pero esencialmente porque es una figura pública que en verdad acaba de darle un terrible cachetazo a su imagen personal.

Facundo Farías es RRII del Espacio Pyme de la Cámara Argentina de la Construcción, consultor en comunicación digital y prensa. Speaker y columnista en temas de comunicación estratégica para PYMES y emprendedores.

DEJA TU COMENTARIO:

últimas noticias

Mañana fresca y tarde primaveral en la Ciudad

07:54
La hepatitis aguda grave tiene ocho casos sospechosos de origen desconocido.

Hepatitis aguda grave: estudian ocho casos sospechosos en el país

07:35
Cristina Kirchner dará un discurso a las 17.

Expectativa por el discurso que Cristina brindará en Chaco

07:30

Choque múltiple en Pompeya: perdió el control del auto e impactó a dos vehículos estacionados

07:03
Fede Bal se accidentó mientras practicaba parapente.

Habló la joven que le salvó la vida a Fede Bal: "Todavía me pone la piel de gallina"

22:49