21 de noviembre 2021 - 19:25

La Comisaría de San Clemente en el ojo de la tormenta: golpizas, vejaciones y apremios ilegales

En 2019 el jefe de la seccional fue apartado de su cargo después de que una mujer denunciara que recibió una brutal golpiza en un calabozo.

La Comisaría 3° de San Clemente del Tuyú desde hace tiempo se encuentra en la mira a partir de una serie de denuncias que dan cuenta que las vejaciones y los apremios ilegales en la seccional son moneda corriente. En octubre de 2019, el jefe de la dependencia, Roberto Romero, fue separado de su cargo después de que una mujer denunciara que recibió una brutal golpiza en uno de sus calabozos después de haber sido detenida.

El caso de Gisela Knorr volvió a salir a la luz este domingo después de que Alejandro Martínez fuera hallado sin vida en una celda. Según aseguró a C5N Noelia, hermana de la mujer, existe un "modus operandi" en la comisaría. "Mi hermana está viva de milagro (...) Tanto el comisario como los policías que estaban en la seccional esa noche declararon que mi hermana se había golpeado sola contra la reja del calabozo y eso es mentira", relató.

Hace dos años, Knorr fue detenida por efectivos de la Comisaría 3° por protagonizar un accidente de tránsito. A bordo de una moto y en contramano, la mujer golpeó el espejo de un auto que justo salía en un hotel de la ciudad. Tras un llamado a la Policía, Knorr y un amigo fueron llevados a la seccional. El test de alcoholemia le dio positivo y quedó detenida. Horas después fue trasladada a un hospital con golpes en todo el cuerpo.

"Mi hermana es llevada al hospital por la policía porque ella empieza a los gritos. En el Hospital es recibida por salud mental y el mismo comisario es el que la va a buscar al hospital, diciendo que se la iba a llevar al hospital de Santa Teresita. De no ser por los médicos del hospital mi hermana no estaría viva", aseguró.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: