Giro en el caso Loan: la Justicia refuerza la hipótesis que fue secuestrado

En las próximas horas se realizarán pruebas de luminol en los autos de los imputados para detectar rastros. Además se analizarán sus teléfonos celulares.

A una semana de la desaparición de Loan Danilo Peña en Corrientes, la Justicia refuerza la hipótesis de que fue secuestrado con finalidad de trata e incrementan las pericias para obtener mayor información sobre los movimientos del menor y de los detenidos.

Según un comunicado oficial de la fiscalía que investiga el caso, crece la presunción de que Loan fue secuestrado y, de este modo, se harán pruebas con luminol y con perros en los autos de los imputados para detectar rastros del pequeño.

Además, los investigadores ordenaron un barrido telefónico de las antenas de la zona donde el niño fue visto por última vez el pasado jueves para ver el impacto de los distintos teléfonos, así como también ver si surge algún otro número.

Rastreo de llamadas en el área donde se perdió Loan y el análisis de prendas de uno de los imputados

Los investigadores que buscan al niño Loan en Corrientes ordenaron un barrido telefónico de las antenas de la zona donde fue visto por última vez el pasado jueves para ver el impacto de los distintos teléfonos y si surge algún otro número más allá del que utilizaron ese día los testigos e imputados.

Es que, si bien por declaración de testigos se pudo reconstruir quienes estuvieron presentes en la reunión familiar que hubo, los fiscales del caso quieren determinar si había terceras personas o surge algún dato llamativo en cuanto a llamados realizados durante esas horas del jueves en que el niño se perdió.

Sí se sabe que los propios imputados, el tío Bernardino Benítez y la pareja Daniel Ramírez y Mónica del Carmen Millapi, realizaron llamados. Los tres se llevaron a Loan junto a otros niños a un naranjo a pocos kilómetros de la casa de la abuela del pequeño y realizaron llamados ni bien advirtieron que perdieron de vista al nene.

Otra de las medidas de prueba, es el análisis de una remera que utilizó Bernardino Benítez puesto que se cambió la misma cuando volvió al domicilio familiar tras perder a Loan y salió en su búsqueda nuevamente.

En la causa ya hay tres fiscales provinciales trabajando, Guillermo Barry, Juan Castillo y Francisco Arrué y también la Unidad fiscal federal anti trata que encabeza Alejandra Mangano.

Más allá que su intervención fue desde el inicio por activarse el alerta Sofía, el protocolo de búsqueda de un menor cuando está en situación de peligro, ahora la colaboración es directamente con la investigación y personal de la unidad en el lugar de búsqueda.

En las últimas horas, se corroboró la versión que declararon los otros niños que acompañaban a Loan a partir de una reconstrucción realizada el miércoles en el lugar de los hechos.

DEJA TU COMENTARIO: