Crimen en un country de Pilar: el abogado de la familia aseguró que "no hay móvil" y cuestionó al médico

Tomás Farini cuestionó el primer informe según el cual Roberto Wolfenson falleció de un infarto. "Tiene que investigarse, porque por ese dictamen no se conservó la escena", denunció.

El abogado de la familia del jubilado asesinado en un country de Pilar aseguró que el principal problema de la investigación "es que no hay móvil" y cuestionó al médico que realizó el primer informe en la escena del crimen por afirmar que la víctima murió de un infarto, ya que luego se confirmó que fue estrangulada.

"Yo no soy médico, pero si uno ve las fotos de cómo estaba el cuerpo, no hay manera de que alguien piense que esa muerte se produjo por un infarto", sostuvo el letrado Tomás Farini en diálogo con el equipo de La Mañana por C5N.

En ese sentido, explicó que "el cuerpo está rodeado de sangre, la cara está totalmente llena de sangre; se ven las marcas en el cuello, las lesiones de defensa. Además, la cabeza está debajo de una estufa que no tiene, por lo menos visiblemente, ninguna mancha de sangre", destacó.

"Es un punto crucial, porque por el dictamen de este médico no se conservó la escena. El médico tendría que haber dicho que era muerte dudosa, que se conservara la escena y se hiciera la autopsia, que es lo que ordenó por suerte el fiscal y permitió establecer que se trató de un homicidio", señaló.

_Roberto Eduardo Wolfenson Band .png
Roberto Eduardo Wolfenson Band, de 71 años, murió estrangulado.

Roberto Eduardo Wolfenson Band, de 71 años, murió estrangulado.

Farini agregó que otro aspecto a investigar es que "este homicidio solamente pudo cometerse con una escena que sea compatible con una lucha", pero "en toda la casa no hay nada desordenado, no hay manchas de sangre, no hay signos de pelea".

También destacó que "el teléfono es lo único relevante que desapareció de la casa", por lo que se trabaja en reconstruir el registro de llamados y mensajes. "En algún punto permitiría descartar el móvil del robo y hace pensar que en ese teléfono hay algo que claramente incrimina al autor del homicidio", detalló.

Más allá de la mecánica del crimen, para el abogado "el problema es que no hay móvil. Era una persona ordenada, sin enemigos, que no tenía amenazas, no tenía ninguna deuda, no era una persona conflictiva. No hay indicios claros acerca de cuál fue el móvil y este es el primer problema de toda investigación", remarcó.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: