Caso Madeleine McCann: se conocieron los resultados del ADN de Julia Wendell

El test genético al que se sometió la joven Julia Wendell terminó de descifrar si tiene o no ascendencia inglesa y si es la niña desaparecida en 2007 en Portugal.

Los análisis que se conocieron este martes probaron que la mujer es de Polonia, tal como sus padres lo indicaron en su momento, con ascendencia lituana y rumana, es decir que no tiene ascendencia inglesa ni es Madeleine McCann, la niña desaparecida en 2007 en Portugal.

La Dra. Fia Johansson, una investigadora privada y médium psíquica que ha estado ayudando a Wendell, en una nota de Daily Mail, destacó que “Ella es absolutamente 100 por ciento de Polonia” y remarcó: "Ella hizo que los para que los investigadores sigan adelante con el caso Mc Cann".

En este sentido, la científica agregó que “ella es un pequeño porcentaje de lituana y rusa, pero los resultados de las pruebas muestran que es polaca” y que debió trasladar a Wendell de Polonia a los Estados Unidos después de recibir amenazas de muerte.

Las sospechas de Julia Wendell sobre su parecido con Mc Cann

Julia Wendell anunció hace meses en el programa estadounidense de famosos Dr. Phil que sospechó de su identidad en el mes de junio aunque no mostró ninguna prueba que avalara esa incógnita, y que no fuera otro dato que el parecido físico con Maddie, por lo que hizo un test de ADN y le dio negativo.

Sobre la rareza o defecto ocular que tenía la niña de los Mc Cann, la joven polca admitió que había desparecido o “desvanecido” , al ser interrogada en El show del Dr. Phil.

La familia de Julia Wendell tras el resultado del test negativo

Los padres de Julia se mostraron tranquilos ante el resultado, ya que desde un primer momento aseguraron que "su hija no era Madeleine" y enfatizaron en un comunicado: “Para nosotros como familia es obvio que Julia es nuestra hija, nieta, hermana, prima y sobrina. Tenemos recuerdos, tenemos fotos. Julia también tiene estas fotos, porque las tomó de la casa familiar con el acta de nacimiento, así como numerosas altas hospitalarias”.

“Siempre tratamos de entender todas las situaciones que sucedieron con Julia. Amenazas a nuestra dirección por parte de Julia, sus mentiras y manipulaciones, actividad en internet... lo hemos visto todo y hemos tratado de prevenirlo, explicarlo, le hemos pedido que se detenga”, respondió la familia de la joven polaca.

“Siempre tratamos de ayudarla a recuperarse. Julia es mayor de edad desde hace varios años. Ella se mudó de la casa. Ella rechaza el tratamiento, no toma medicamentos regularmente. Tampoco aprovechó la posibilidad de tratamiento en un muy buen centro de Polonia, que accedió a aceptarla”, concluyeron en un texto difundido por el Daily Mail.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: