Caso de Fernando Báez Sosa: secuestraron los celulares de Blas Cinalli y Enzo Comelli

Durante el fin de semana, el Servicio Penitenciario Bonaerense retuvo los teléfonos, desde donde se manejaba una cuenta de Instagram que apoyaba al grupo de rugbiers.

La cuenta de Instagram (@rugbiers.zarate), ahora cerrada, contaba con más de 5.500 seguidores y pese a no tener publicaciones realizadas en su feed, compartía comentarios a favor de los ocho acusados.



"Basta de condena social. Basta de mentiras. Basta de violencia. Basta de odio", se leía en la "biografía" de la cuenta.

Hasta ahora no se sabía quién estaba a cargo de la cuenta y se daba a entender que se trataba de una mujer, allegada de los rugbiers y que publicaba desde el anonimato.

Los mensajes a favor de los rugbiers en la cuenta de Instagram

"Es un show esto, realmente es triste ver el nivel de odio que manejan para los pibes. ¿Esto fue una tragedia? Sí, pero tristemente pasa todos los días, solo que este caso se hizo tan mediático que hasta lo van a utilizar con fines políticos", se lee en una de las historias.

"Lo siento mucho. El alcohol a veces delira. Lo siento mucho por los padres de Fernando, pero también por los chicos que se están muriendo en vida. Se nota que están mal", reza otro mensaje. "Fuerza para los chicos. Desde el minuto uno que no están más solos, acá estamos con ellos", expresó otro usuario

Otras cuentas menos populares se manifiestan con comentarios como: "No son asesinos, no son malos". También manifiestan que los 8 acusados fueron "juzgados hace mucho por la sociedad".

"A todos, como sociedad, nos duele lo ocurrido: Fernando podrá ser un nieto, hijo o amigo de cualquiera de nosotros. Pero, por otra parte, los ocho acusados también", dice otro de los mensajes que exhiben las historias de la cuenta de Instagram. Además, a comienzos de enero el hashtag #YoApoyoaLosRugbiers fue tendencia en Twitter.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: