Sin acuerdo en paritarias, los metalúrgicos amenazan con un paro de 48 horas

Las cámaras ofrecen llevar el aumento del período paritario al 100%. La UOM rechaza la propuesta y exige cerrar en 111%. Además, reclaman un bono de fin de año de $50 mil.

La Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA) siguen sin arribar a un acuerdo salarial en el marco de las negociaciones paritarias y, si bien el lunes próximo habrá una cuarta audiencia para revisar el acuerdo original por segunda vez, anticiparon que podría haber un paro de 48 horas.

Los metalúrgicos lograron una suba del 65% del salario para el período comprendido entre abril 2022 y marzo de 2023. En marzo, bajo a conducción de Antonio Caló, se firmó un incremento del 45% para todo el año. En julio, ya con Abel Furlán como secretario general de la UOM, se sumó un 20% adicional.



En la actual negociación, las cámaras ofrecen a los trabajadores un 35% adicional, que llevaría el aumento del período paritario al 100%. Sin embargo, el sindicato rechaza la propuesta y exige cerrar en 111%, con un aumento en cuatro cuotas: 11% en diciembre, 11% en enero, 13% en febrero y 12% en marzo. Además, reclaman un bono de fin de año de $50 mil.

Desde las UOM dejaron entrever que podría haber un paro de 48 horas ante la negativa de los empresarios, una decisión que se conocerá recién el jueves, cuando el Consejo Directivo del que participarán representantes de las 54 seccionales de todo el país se reúna y resuelva qué medidas tomar de cara a la próxima audiencia, pautada para el lunes 5 de diciembre.

"Seguro nos van a llevar a una medida de fuerza. Ellos creen que podemos bajar nuestras pretensiones pero, de entrada, les dijimos que no íbamos a pedir un 130% para bajarnos sino que queríamos el 111%. Ellos dicen que no quieren una imposición. La intransigencia de esta gente es lo que hizo que no podamos cerrar", lamentó el secretario de Prensa de la UOM, Rubén Urbano, en declaraciones a Tiempo Argentino.

"Nuestra posición es empezar con un paro de actividades que podría ser el viernes y el sábado ya que seguramente el lunes van a querer poner la conciliación obligatoria y no nos va a quedar otra que acatarla. Tienen que entregar piezas a las automotrices y eso los va afectar", concluyó Urbano.

DEJA TU COMENTARIO: