¿Cómo se reconfigura Juntos por el Cambio en el gobierno de Javier Milei?

La alianza entre Mauricio Macri y el presidente electo sella el quiebre de la coalición. Los reposicionamientos del ala dura, Horacio Rodríguez Larreta, parte del radicalismo y la Coalición Cívica.

La victoria de Javier Milei el domingo pasado terminó de confirmar algo que se venía gestando hace tiempo: el quiebre de Juntos por el Cambio. Si bien las diferencias del espacio alimentaron toda la campaña, la conferencia de prensa que brindó la excandidata a presidente, Patricia Bullrich, en apoyo al libertario, tras caer derrotada en la primera vuelta, fue el momento en que se hizo pública y explícita la fractura, ideada por el expresidente Mauricio Macri.

En ese momento, el ala dura quedó alineada con el nuevo mandatario, mientras que el espacio que responde al saliente jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, junto a parte del radicalismo y a la Coalición Cívica, optaron por tomar una postura neutral. Con las fichas jugadas y la presencia de Macri y Bullrich en la nueva administración, el rearmado es inminente.

La danza de nombres

A días de los resultados electorales, las últimas 24 horas reflejaron fuertes negociaciones entre La Libertad Avanza y el PRO por los lugares a ocupar en la nueva gestión: desde el gabinete hasta las alianzas en el Congreso de la Nación.

A pesar de que Javier Milei se había encargado de dejar trascender la designación de nombres propios para los cargos más importantes, en las últimas horas las acciones del PRO subieron y dejaron en claro que el “apoyo incondicional” de Macri busca una representación clara en el Gobierno que viene.

“Todavía falta correr mucha agua debajo del puente para ver la película completa de la integración del PRO a La Libertad Avanza. Hay que seguir esperando para ver cómo queda el mapa completo”, expresaron desde el partido amarillo a C5N.com.

Las recientes reuniones llevadas a cabo dejaron algunos mensajes importantes, como la marcha atrás de la designación de la excandidata a gobernadora bonaerense, Carolina Píparo, como directora de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). La desprolijidad fue tal que la propia Píparo anticipó a través de las redes sociales que se reuniría con la actual titular, Fernanda Raverta, para ordenar la transición.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/CarolinaPiparo/status/1727759300859215950&partner=&hide_thread=false

Finalmente, el lugar será ocupado por Osvaldo Giordano, ministro de Finanzas del gobierno de Córdoba de Juan Schiaretti. Del mundo del cordobés también suena el secretario de Transporte de la provincia, Franco Mogetta, para ocupar la Secretaría de Transporte de la Nación.

El área más importante y más complicada a definir es Economía. Por un lado, Emilio Ocampo quedó descartado para asumir al frente del Banco Central y surgió el nombre de Demián Reidel, quien formó parte de la entidad durante el gobierno de Macri. Del macrismo también aparece como ministro de Economía el exministro de Finanzas y expresidente del Banco Central de aquella gestión, Luis “Toto” Caputo. ¿El retraso es una disputa de poder o nadie quiere hacerse cargo del plan Milei? Desde la oficina de prensa del presidente electo enfatizaron este viernes que “el cierre del Banco Central no es un asunto negociable”.

Luis Caputo Mauricio Macri

Patricia Bullrich vuelve al Ministerio de Seguridad

Otro punto que se anota el macrismo es la llegada, nuevamente, de Patricia Bullrich al ministerio de Seguridad. En declaraciones a TN esta semana, la titular del PRO se había mostrado reacia a ocupar un lugar donde “ya estuvo”, aunque había aclarado: “Si viene alguien y dice no tenés otra alternativa de cómo solucionar este problema y la única persona en Argentina que lo puede solucionar sos vos, te pone en una situación compleja".

Desde el PRO señalaron a este medio que la discusión por los cargos es una negociación directa entre Milei y Macri. “Nuestra posición es que tiene que darse una integración respetando desde ya quien ganó la elección que es Milei, pero hay una realidad en torno a la gobernabilidad del gobierno futuro, integrar todo lo que se pueda en la medida que Milei quiera eso”, destacaron, al puntualizar que “un Gobierno tiene que construir mayorías” porque “sin esa sustentación es muy difícil”.

Milei, Macri, Bullrich

Lo cierto es que la decisión de dar marcha atrás en algunas designaciones, sumado al descuido en algunos anuncios, generan interrogantes sobre cómo se va articular la alianza entre La Libertad Avanza y el PRO. Desde el entorno del presidente electo salieron a bajar el tono de la discusión. “No se preocupen tanto por los cargos. Javier Milei tiene la inteligencia y pericia para rodearse de los mejores en este contexto. Preocúpense por dar a conocer la bomba nuclear que está dejando este Gobierno y cómo ya están operando para intentar tumbar el Gobierno entrante. No sean cómplices otra vez”, tuiteó Fernando Cerimedo, asesor de Milei.

Embed
https://twitter.com/FerCerimedo_ok/status/1727864956974993681

Halcones contra palomas

Mientras los halcones definen su futuro dentro del mundo Milei, todavía resta saber cómo se acomodará el resto de lo que supo ser Juntos por el Cambio. Fiel a su estilo, Macri cuestionó el rol neutral de parte de su espacio y en una reciente entrevista en TN remarcó que sería “imperdonable” que la coalición no apoye las “reformas estructurales” que Milei busca promover desde el Congreso.

El ámbito legislativo será un campo de negociación para La Libertad Avanza, puesto que en ambas Cámaras Unión por la Patria será la primera minoría. En diputados el bloque libertario cuenta con 37 diputados, mientras que en la cámara Alta ingresarán siete senadores. Si bien descuentan el apoyo de la parte mayoritaria del PRO y hasta de un sector del radicalismo, la sumatoria total no les garantiza el quórum propio.

Desde el PRO es unánime el diagnóstico de que el actual Juntos por el Cambio “ya no va a existir más”, aunque resta saber cómo se van a reagrupar. ¿Habrá un nuevo interbloque entre la La Libertad Avanza y el PRO? ¿Surgirá otro espacio con el ala que se mostró neutral en la elección?

Cristian Ritondo Cámara de Diputados PRO Juntos por el Cambio

En este escenario, otro de los debates tiene que ver con quién ocupará la presidencia de la Cámara de Diputados. Mientras el PRO impulsa al presidente de su bloque, Cristian Ritondo, también surgió el nombre del diputado y excandidato a vicepresidente de Juan Schiaretti, Florencio Randazzo.

Desde el entorno de Ritondo hacen hincapié en el rol que cumplió en estas elecciones y los aportes que realizó tanto en la fiscalización en parte de la provincia de Buenos Aires como en CABA. Además, cuestionan el poco volumen del espacio de Randazzo, que en el medio de los rumores por su acercamiento a Milei sufrió el quiebre del Interbloque Federal: los diputados Graciela Camaño y Alejandro “Topo” Rodríguez abandonaron el espacio y anunciaron la conformación del bloque Consenso Federal.

De los más de 90 diputados de Juntos por el Cambio, alrededor de 42 son del PRO. De ese número, se calcula que alrededor de 30/32 responderán a Milei, mientras que el resto se alineará a Horacio Rodríguez Larreta, junto al radicalismo y la Coalición Cívica.

“En el PRO la cantidad de gente que apoya el acuerdo con Milei es mayor, ahí hay una cuestión de números. Los diputados que entraron son mayoritariamente de Patricia. La conformación del bloque legislativo es más tendiente al apoyo a Milei que los neutrales”, aseguraron desde el entorno de Bullrich a C5N.com, en donde también estiman que en algunos casos contarán con el apoyo de los radicales.

“Dentro de Juntos por el Cambio hubo ganadores y perdedores, el ingeniero Macri fue uno de los ganadores y lo que ahora hay que replantear es si los que no coincidieron se suman a un contexto de ayudar en la participación en las ideas que creamos que son buenas para el país o se ponen del lado de enfrente”, sintetizaron desde la mesa chica del PRO.

La oposición a Milei

La parte del PRO que responde a Horacio Rodríguez Larreta, parte del radicalismo y la Coalición Cívica fueron quiénes rechazaron la alianza con el libertario, sentaron una postura neutral previo a los resultados electorales y ya se presentan como oposición a la nueva gestión.

“Yo voy a trabajar por una oposición que colabore”, afirmó Rodríguez Larreta esta semana durante una recorrida en el barrio de Agronomía, en donde adelantó el rol que tomará: “Hay que cuestionar lo que está mal y apoyar lo que está bien, eso es lo que corresponde”.

Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich

En línea con su postura durante la campaña, indicó que seguirá trabajando “para que haya una oposición constructiva, no destructiva” ya que “no cree en los extremos porque no son buenos para el país”.

Dentro del radicalismo, hay sectores más cercanos al tándem Macri-Bullrich y otros que se ubican como clara oposición al nuevo Gobierno. Esta tensión se verá expuesta en algunas semanas en la elecciones de nuevas autoridades del partido, en donde se disputan el lugar Martín Lousteau, alineado con el gobernador saliente de Jujuy Gerardo Morales, quien tras el triunfo de Milei aclaró que ejercerá una “oposición responsable”, y el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, quien junto al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, muestran una postura más cercana al libertario.

Embed
https://twitter.com/GugaLusto/status/1726392742899482957

En diálogo con este medio, desde el radicalismo consideraron que “Juntos por el Cambio no va a existir más como tal, esa es la realidad” ya que “el proyecto de Macri siempre fue Milei”.

En relación a las figuras que se muestran más cercanas a Milei, expresaron que “más allá de la superficie, no influyen en la vida partidaria” y que en este esquema “todos miran cómo mantener una cuota de poder político”.

Sobre el futuro del radicalismo, precisaron que “la fragmentación no es buena en términos parlamentarios, sobre todo cuando vas a tener un peronismo unido” y reconocieron que actualmente hay negociaciones sobre los bloques que están divididos en el Congreso.

El rol que cumpla el radicalismo en el Congreso será importante, en particular sobre algunos proyectos que van en contra de las banderas del espacio. “Ningún radical te va a votar la privatización de YPF”, adelantaron, así como tampoco podrían apoyar recortes importantes dentro del presupuesto.

La postura más contundente la tomó la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien el fin de semana sentenció que la coalición opositora Juntos por el Cambio está “rota” y que en ese contexto su partido recupera “plena autonomía” para “reconstruir la República si ésta se ve amenazada”.

Desde el espacio se encargaron de aclarar que no es por decisión de ellos, sino que “Juntos por el Cambio ya estaba roto por decisión de otros”, en alusión a Macri y Bullrich. A menos de una semana de las elecciones, las piezas se siguen moviendo.

DEJA TU COMENTARIO: