Rusia: la Corte Suprema prohibió a la comunidad LGTB por considerarla "extremista"

La decisión habilitó acciones legales contra cualquier grupo que defienda los derechos de este colectivo en Rusia. Los activistas eran multados y ahora podrían ir presos.

La Corte Suprema rusa prohibió el "movimiento LGTB internacional" y sus "filiales" en Rusia tras acusarlos de "extremismo", a pedido del presidente Vladimir Putin. Las medidas contra este colectivo se acentuaron con el inicio de la invasión a Ucrania.

La decisión habilita acciones legales contra cualquier grupo que defienda los derechos LGTB en Rusia, a partir de que el juez Oleg Nefedov, ordenó calificar "de extremistas al movimiento internacional y sus filiales" y pidió "prohibir sus actividades en el territorio de la Federación rusa".

El funcionario judicial detalló que la medida regirá "inmediatamente", en una sesión que tuvo lugar sin abogados, ya que ninguna organización lleva el nombre de "movimiento internacional LGTB" en Rusia. La audiencia también se desarrolló a puerta cerrada.

El presidente Putin pidió al Supremo que legisle contra el colectivo en defensa de la moral de los niños rusos

Las personas LGTBIQ+ podrán ir a prisión

Con esta nueva disposición, cualquier actividad relacionada con lo que las autoridades rusas consideran como preferencias sexuales "no tradicionales" podría ahora ser sancionada por "extremismo", un delito castigado con duras penas de prisión.

Hasta ahora, las personas LGTBIQ+ se enfrentaban a fuertes multas si realizan lo que las autoridades denominan "propaganda", pero no a penas de cárcel.

Desde que inició su ofensiva contra Ucrania en febrero de 2022, el gobierno multiplicó las medidas contra ese colectivo, alegando defender a los niños frente a conductas a su juicio inaceptables.

Rusia suprimió en 2022 a la organización defensora de los derechos LGBTQ+ en ese país

La directora de la fundación Sphere, defensora de los derechos de la diversidad sexual en Rusia, Dilia Gafurova, resaltó que "el poder ruso olvida una vez más que la comunidad LGBTIQ+ son personas, ciudadanos de este país como de los otros. Y ahora no solo quieren hacernos desaparecer del espacio público, sino prohibirnos como grupo social".

El 21 de abril de 2022, un tribunal del distrito de San Petersburgo ordenó cerrar la fundación que defiende los derechos de las personas LGBT+. En un artículo de opinión publicado durante el mismo mes, la activista Gafurova, aseguró: "La organización LGBT+ más grande de Rusia se ha clausurado. Pero no nos vamos a ninguna parte".

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: