A un día de las elecciones en Brasil: una recorrida para comparar los precios con la Argentina

Diego Iglesias recorrió un mercado de Río de Janeiro en busca de precios y los comparó con los de nuestro país. Hay mucha disparidad, dependiendo del producto.

Brasil tendrá mañana una elección clave para el futuro económico del país. Desde Río de Janeiro, con una transmisión especial de C5N, Diego Iglesias recorrió el mercado de CADEG, ubicado a 60 km de la ciudad de Copacabana y comparó con Argentina los precios de frutas, verduras y comida elaborada.

En relación a los precios de las frutas, el precio del kilo de frutillas cuesta 25 reales, lo que trasladado a precios locales en nuestro país, estaría costando unos $680. El kilo de kiwi en tierras brasileras tiene un costo de 10 reales, precios que trasladado a nuestro país está en $172. Continuando con la recorrida de Diego Iglesias, el precio por kilo de la pera está en 15 reales, costo que se refleja en el ámbito local a razón de unos $408.



Comprar un kilo de tomates cherrys ronda los 15 reales en el mercado CADEG, lo que serían unos $408 argentinos. El costo de bananas Río de Janeiro es de 10 reales por kilo, unos $272. El precio de los productos lácteos, como por ejemplo un queso cremoso en el mercado CADEG, tiene un costo por kilo de 55 reales, serían uno 1400 pesos argentinos.

Al momento de querer comprar comida elaborada, por ejemplo, 500 gramos de "mini bolinho de bacalao" tiene un costo de 60 reales, unos $1600. La economía brasilera presenta una disparidad en los precios en relación al ámbito local. Las elecciones que se llevarán a cabo el dia de mañana marcarán un nuevo rumbo en los costos de los productos y la comida.

Más temprano, el periodista Diego Iglesias, enviado especial de C5N a Brasil para la cobertura exclusiva, explicó que esta tarde a las 18 saldrá una nueva encuesta de Data Folha y que, a diferencia de Argentina y otros países, no es necesario mantener una veda electoral. Río de Janeiro es el estado donde Bolsonaro fue diputado durante 27 años, se recibió de militar y sus hijos ocuparon cargos. En Río es donde más peleado está, ya que Lula tiene una intención de voto del 41%, mientras que Bolsonaro reúne un 37%.

TEMAS RELACIONADOS
DEJA TU COMENTARIO: