El truco definitivo para limpiar la bombilla del mate y quede perfecta

El método casero para que quede impecable y los restos no se mezclen con el líquido alterando el sabor de la infusión.

Tomar mate es tradición entre argentinos. Es infaltable para cualquier desayuno o merienda, pero también a cualquier hora como compañero de estudios, trabajo, o tiempo libre. Pero, ¿alguna vez pensaste hace cuánto no lavás la bombilla con la que siempre tomás?

Saber cómo limpiar la bombilla del mate es fundamental para garantizar la higiene y para disfrutar de la infusión en toda su dimensión. Si bien existen cepillos diseñados para la tarea, hay un método casero infalible para que quede perfecta e impecable.

Una bombilla bien limpia cambia la calidad del mate. Si una bombilla está sucia, sus restos se mezclan con el líquido y alteran el sabor de la infusión.

Mate

Cómo limpiar la bombilla del mate

Una forma sencilla de limpiar una bombilla es utilizando cepillos especialmente diseñados para esta tarea, los cuales suelen ser económicos y de fácil acceso, aunque pueden no ser completamente eficaces. Para una limpieza más profunda, se recomienda el uso de agua hirviendo y bicarbonato de sodio.

  • El procedimiento comienza llenando una olla con agua hasta la mitad y llevándola a ebullición.
  • Una vez que el agua hierve, se agrega el bicarbonato de sodio (aproximadamente una cucharadita por bombilla) y se introduce la bombilla en la olla, dejándola reposar durante unos 10 minutos.
  • Después de este tiempo, se retira la bombilla y se enfría bajo el agua del grifo.
  • El color del agua en la olla revela la cantidad de suciedad eliminada durante el proceso.

Además de la limpieza, la prevención juega un papel importante en el cuidado de las bombillas. Es importante elegir las bombillas adecuadas, evitando las demasiado delgadas, curvadas o con agujeros pequeños, y también tener en cuenta las técnicas adecuadas para una buena cebada.

Mate

Importancia de lavar la bombilla del mate

Es imprescindible realizar la limpieza de la bombilla para eliminar la suciedad que se va acumulando con el uso y el transcurso del tiempo. Esta acción conlleva múltiples ventajas, entre las que destaca la preservación de la salud, ya que mantener higienizado este dispositivo previene la proliferación de bacterias, hongos y otros microorganismos nocivos.

DEJA TU COMENTARIO: