AFIP extendió el plazo para pedir la devolución de ganancias: ¿hasta cuándo hay tiempo?

El organismo determinó una nueva fecha para que los trabajadores en relación de dependencia informen sus deducciones correspondientes a 2023.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) postergó, hasta el 30 de abril de 2024 inclusive, el plazo para que los trabajadores en relación de dependencia declaren a sus empleadores las deducciones personales del Impuesto a las Ganancias del año 2023.

La Resolución General se publicará el martes en el Boletín Oficial y responde a "razones de seguridad jurídica" para el correcto cálculo del tributo.

Según adelantaron desde el organismo que lidera Florencia Misrahi, los empleadores tendrán tiempo hasta el 31 de mayo para realizar la liquidación anual y la devolución del impuesto retenido en exceso se efectuará hasta el 10 de junio de 2024.

Esta medida se da mientras el Gobierno pone sobre la mesa un nuevo proyecto de ley, que busca reinstaurar el impuesto de la cuarta categoría y afecta a los trabajadores formales.

La restitución de este impuesto se convirtió en uno de los ejes centrales de la discusión entre las provincias y la Casa Rosada, ya que, de lograr su aprobación, el Gobierno podría recomponer sus ingresos fiscales, pero además los gobernadores conseguirían también un beneficio al tratarse de un gravamen coparticipable.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/AFIPcomunica/status/1772409939392069850&partner=&hide_thread=false

¿Cómo se realiza el trámite?

Los trabajadores registrados deberán completar ciertos datos a través de la página web de AFIP, mediante el formulario 572 del Sistema de Registro y Actualización de Deducciones del Impuesto a las Ganancias (SIRADIG).

Este aplicativo permite a los empleados transmitir a sus empleadores las deducciones, percepciones sufridas, cargas de familia y los ingresos de otros empleos, si corresponde, a fin de obtener una correcta liquidación del tributo y la devolución, en los casos en que proceda.

La información se carga con CUIT y clave fiscal a través de la página de AFIP servicio SIRADIG - Trabajador.

¿Qué gastos se pueden deducir?

  • Gastos por servicios con fines educativos: cuotas de colegio privado, clases particulares, herramientas y útiles escolares.
  • Cargas de familia: Se considera carga de familia al cónyuge o pareja conviviente y a la hija, hijo, hijastra o hijastro menor de 18 años, o incapacitado para el trabajo sin límite de edad. También es requisito que la persona esté a cargo del trabajador, que sea residente en el país y que no obtenga ingresos anuales superiores al mínimo no imponible.
  • Alquileres: Los trabajadores en relación de dependencia, los jubilados y los inscriptos en el Régimen de Autónomos que vivan en un sitio alquilado, pueden deducir del Impuesto a las Ganancias hasta el 40% de las sumas que paguen en concepto de alquiler.
  • Cuotas médico – asistenciales: se pueden cargar los importes abonados por cuota o abono a medicina prepaga o aportes complementarios a obras sociales, correspondientes a al contribuyente como empleado y a las personas que tenga declaradas como carga de familia. El importe a deducir por dichos conceptos no podrá superar el 5% de la ganancia neta del ejercicio acumulada.
  • Honorarios por servicios de asistencia sanitaria, médica y paramédica.
  • Casas particulares: las personas que tengan personal de casas particulares en blanco pueden deducir la remuneración y las contribuciones patronales abonadas.
  • Intereses por préstamos hipotecarios: se puede incluir el importe de los intereses por préstamos hipotecarios para la compra o construcción de inmuebles destinados a casa-habitación, hasta el importe de $20.000 anuales.
  • Gastos de sepelio.
  • Primas de seguro que cubran el riesgo de muerte y primas de ahorro.
  • Donaciones: hasta el límite del 5% de la ganancia neta del ejercicio acumulada.
  • Gastos de movilidad y viáticos abonados por el empleador: se pueden deducir en los importes que fije el Convenio Colectivo de Trabajo correspondiente a la actividad de que se trate.
  • Transporte de larga distancia.
  • Gastos realizados por la adquisición de indumentaria y/o equipamiento para uso exclusivo en el lugar de trabajo: la deducción aplica si los gastos son obligatorios y los realiza el empleado en lugar del empleador, sin que se le reintegren los fondos.
  • Aportes efectuados por los socios protectores a sociedades de garantía recíproca.
  • Corredores y viajantes de comercio: cuando utilicen auto propio podrán deducir la amortización impositiva del rodado y, en su caso, los intereses por deudas relativas a su adquisición.
  • Aportes correspondientes a los planes de seguro de retiro privados administrados por entidades sujetas al control de la Superintendencia de Seguros de la Nación.
DEJA TU COMENTARIO: